NEW YORK, NEW YORK (Días 8 y 9)

Finalmente tocaba un paseo por Central Park !!!!. En tres ocasiones habíamos estado por los alrededores pero nunca habíamos tenido tiempo para “adentrarnos” en este pulmón situado en el centro de la Ciudad.

Entramos por el acceso situado frente al edificio Dakota, y seguidamente nos dirigimos a Strawberry Fields, un lugar de peregrinación para los fans de los Beatles y John Lennon. Tan pronto entramos en Central Park desaparecen, como por arte de magia, todos los ruidos de la ciudad, parece que estamos en otro mundo, solo se oye el piar de los pájaros, el ruido del agua y las viento pasando entre las hojas de los árboles. Esto es una de las cosas que más nos han impactado de New York, los contrastes. En un momento estás con ruido tráfico agobio, y en otro momento todo es tranquilidad, verdor, naturaleza, relax. De los rascacielos oficinas a las casitas de una planta en las zonas residenciales del village!!!.

Damos un largo paseo por el maravilloso Central Park, es todo tan bonito, tan agradable, está todo tan cuidado, tan limpio, un remanso de paz. El Parque está mantenido con donativos de los propios habitantes de la ciudad. Ya pueden ser los rincones, las estatuas, las fuentes, e incluso los bancos que todo está dedicado a la persona que ha realizado la donación. Me han gustado especialmente algunas de las dedicatorias que había en los bancos , a las personas queridas que habían fallecido, a sus parejas , a los momentos pasados en el parque….me ha parecido algo especial de lo que siento mucho no haber sacado más fotos.

A media tarde aprovechamos para pasear por el South Street Sea Port en en Pier 17. Desde allí tuvimos la suerte de disfrutar de unas vistas geniales del puente de Brooklyn y de la puesta de sol. El ambiente era estupendo, oficinistas recién salidos del trabajo bebiendo, música en vivo!!!!..Ni siquiera quisimos pasear por las tiendas, porque nos daba pena perdernos el espectáculo que había en la calle.

Tuvimos la suerte de conseguir una mesa con vistas en uno de los restaurantes, llamado Pacific Grill, en el que nos “metimos entre pecho y espalda” unas Langostas de Maine y unas patas de cangrejo absolutamente deliciosas, de las cuales desgraciadamente no tengo documento gráfico. Algo que me sorprendió fue que la piel / cáscara de las patas de cangrejo eran blanditas…….el precio, muy razonable…..

El día siguiente era el 40 cumpleaños de Antonio, uno de los motivos principales del viaje. Por la mañana, pero sin pegarnos el madrugón de costumbre, ya que parece que nos estamos empezando a acostumbrar al cambio horario, lo cual no está nada mal después de 9 días, vamos nuevamente al Financial Distric para visitar el Nacional Museum of the American Indian y para hacer algunas compras.

Unos días antes habíamos “ojeado” una estupenda maleta y baratísima de Tommy Hillfiger, entre otras cosas. En el Century hay que ir con mucha paciencia… y se pueden conseguir cosas muy baratas…. Todo el mundo habla de la ropa, gafas, bolsos, pero yo, como no, tuve que hacer una incursión el la zona de menaje y hogar…..Había sábanas de Ralph Lauren y Tommy Hilfiger, preciosas y baratísimas…yo me quedé con pena de no comprar un cubrecama de Liz Clairborne tipo patchwork con estampados florales para mi cama king size por $ 40 ¿Cómo no lo habré comprado?… La respuesta es que teníamos miedo al sobrepeso….. También ví un wok de WMF por $ 60!!!! aquí eso no vale menos de €150….. Un locura!!!!!

Al salir paseamos por Battery Park, y tuvimos la ocasión de entrar el la Trinity Church puesto que la otra vez que estuvimos era demasiado tarde y estaba cerrada. Parece sorprendente que esta pequeña iglesia sobreviviera a los ataques del 11 S, y a la caída de los escombros ya que se encuentra apenas detrás de la Zona 0.

Aparentemente se trata de una pequeña iglesia, pero no nos engañemos ya que solo lo es si la comparamos con los rascacielos que la rodean ya que cuenta con una torre de 86 metros de altura que hasta comienzos del siglo XX dominaba el cielo neoyorquino. Fue construida en 1846, está revestida de piedra marrón y es de estilo neogótico. La parroquia es la tercera que se levanta en el mismo lugar siendo la original construida en 1697. Rodeando a la iglesia hay un pequeño cementerio donde, están personalidades del mundo de la política y las finanzas de Nueva York de la época. Fue precisamente en este agradable cementerio donde nos sentamos y comimos un rico perrito caliente. A Antonio le pareció un poco “irrespetuoso” el sentarse y comer allí, pero yo me sentí bien.

A la entrada de la iglesia hay una escultura de bronce de 6 metros de altura, del escultor Steve Tobin que representa las raices de un Sicomoro de 100 años que estaba plantado junto a la iglesia. Debido a la caída de los escombros, el árbol fue literalmente arrancado y sus raices cubrieron las tumbas del cementerio evitando que ninguna de las centenarias tumbas resultara dañada.

Por la tarde volvimos a dar otro paseo por Times Square donde volvimos a cenar en el Bubba Gump e hicimos las compras de souvenirs de rigor por la zona. Tengo que decir que hay que tener un cuidado tremendo con los precios porque la misma cosa te puede costar $ 1,50 en una tienda y en la siguiente $ 6,50, ya sé que no es mucho dinero, pero si compras muchos regalitos, te das cuenta que por ese precio podrías haber conseguido más. Nosotros encontramos la mayor variedad de productos y precios medios más razonables en la tienda Grand Slam de Times Sqauare, en la que también había una sección de camisetas de música muy interesante.

Hablando de música, esa noche hicimos todo un descubrimiento, al salir de cenar y mientras paseábamos por Broadway encontramos Colony, en la esquina con la calle 49, una tienda de música donde había partituras de todo tipo, de los musicales y para todos los tipos de instrumentos, recuerdos, CDs de todo!!!!! pasillos y pasillos llenos de libros………Antonio acababa de encontrar su “paraíso” particular, así que le dejé disfrutar de este momento que creo que hizo que se le saltaran las lágrimas de la emoción, un aperitivo de lo que me pasaría a mí en otro lugar al día siguiente.

15 Comentarios

  • Lillu dice:

    Yo sigo tomando buena nota de todo :D

    saluditos!

  • Rosa Ardá dice:

    Con este final me dejas totalmente intrigada, jejeje. Parece una novela, y hay MAS en el siguiente capítulo. Que ganas!!!
    Muchos besos desde los Madriles
    Rosa

  • María José dice:

    ¡ Qué mala eres ! y nos dejas así, sin más, esperando la próxima entrega…
    Besucos.
    María José.

  • Ro dice:

    Acabo de leer todas tus andanzas por NY (las publicadas de momento). Cuando acabes, sería una buena idea crear un pdf o algo similar con el título de “guia de NY” pq es una guía utilísima, yo al menos ya me he guardado tus post para un futuro viaje a NY. Qué bien que lo has pasado eh?

  • Inmaculada (Adi) dice:

    Pero, pero, pero… en Central Park y sin paseo en coche de caballos? no me lo puedo creer. Pues está claro que el paseo es inolvidable, pero el olor de las mantas que te dan para que te tapes las piernas (en invierno) es algo que tampoco se olvida, jajaja.
    Se me pone la carne de gallina cuando pienso en el World Trade Center. Mi marido, mi hijo y yo estuvimos visitándolas en el mes de Febrero del año que las derribaron. Me echo a temblar todavía al pensarlo. Aún recuerdo el viento y el frío en la ultima planta de una de las torres (no recuerdo si la Norte o la Sur era la que te dejaban visitar en plan turista).
    Qué delicia el Pier 17, verdad? las vistas son una maravilla y el muelle con todas esas tiendas, para perder la cabeza. Los restaurantes de marisco son estupendos, qué pena que no le sacaras fotos a los bichos de las patas blanditas.
    Bueno, tú sigue contándonos.
    Besos.

  • TROTAMUNDOS dice:

    Hola Bea, me pasé otro ratito a leerte, esa imagen de tu chico refleja todo todo lo que cuentas, has captado en una imagen el momento en que nos posee la fascinación por algo.

    Bueno guapa, besos y buen finde.

  • Tomas R dice:

    Para Inmaculada, es la Torre Sur la que se visitaba como turista (la Torre Norte es la que tenía la antena de televisión encima). Las visité cientos de veces (soy neoyorquino de nacimiento) y aún no soy del todo capaz de ver las imágenes de las torres ardiendo sin echarme a llorar..

    Saludos.

  • Tomas R dice:

    Bea, es curioso que con lo ruidosa que es la ciudad, te internes en un parque, y da igual que hablemos de Central Pk., Madison Square Pk., o Union Square Pk., por citar tres, que te sumerges de repente en un remanso de paz increíble. Aún mirando las rascacielos por encima de los árboles :)

    Mi parque favorito de downtown Manhattan es Washington Square Park, en el Village (y al norte, Ft. Tryon Park).

    Un sitio también muy interesante para ver oficinistas tomándose el brunch es Herald Square, que de unos años para acá lo han adecentado mucho. Recuerdo en mi último viaje, el último día, ver una pareja de italo-americanos (hablaban en inglés, pero sus caras y la forma en que se expresaban con las manos los delataba) conversar animadamente, mientras tomaban su tentempié.

    Voy tomando nota de todos los sitios de compras que has visitado para nuestra próxima visita. ;)

    Besos.

  • Bea dice:

    Lillu, Rosa y Maria José: Muchas gracias chicas!!!!

    Roser: yo lo que pretendo es que me llamen del Lonely Planet para contratarme y hacer guias de viaje, jajajaj!!! Voy a hacer un photobook con todas las fotos y algunos de los textos para guardarlo de recuerdo!!!!

    Adi.. no te creas que no me apetecía un viajecito romántico en el coche de caballos…. pero nunca me monto en estas cosas… me dan pena los animales,,, y sé que no voy a disfrutar… ¡abajo la esplotación animal!!!!, en Egipto me tocó caminar por el desierto por que no hubo cojones a que yo me montara en un camello jeje

    Trotamundos… muchas gracias por tus visitas y tus comentarios!!! puse esa foto de Antonio, porque como dices recoge la fascinación que tenía…. me encanta!!

    Tomás…yo tampo puedo ver las imágenes…..me ofendí profundamente cuando estabamos viendo la Zona 0 que un chino me quisiera vender un libro de postales con fotos de los accidentes y de la caida de las torres…que fuerte!!!!

    Yo imagino que sería por la proximidad, pero me quedo de todos los que hemos visto con Bryant Park…. parábamos allí todos los días…..Nos faltó el Riverside Park pero nos tiene que quedar algo para la próxima vez, no????

    Besos para todos

    Bea

  • Tomas R dice:

    Bea, no te tomes tan a pecho lo de los chinos vendiendo libros de postales y fotos del 11-S. Piensa que, en el fondo, es una demostración que es espíritu y la determinación americanos siguen fuertes, como parte fundacional de la nación y, sobre todo, de Nueva York.

    Yo al principo me ofendí mucho (en 2002, las torres casi humeaban aún), pero en perspectiva me lo he planteado así y hasta Luis Rojas Marcos (insigne neoyorquino de Sevilla) pensaría así. Cuestión de superación del ser humano. Te recomiendo la lectura de “Más allá del 11 de septiembre. La superación del trauma” (y si no lo consigues, te lo puedo prestar, sin problemas).

    A todos nos pasa que nos quedamos con un parque que significa algo para nosotros y, en mi caso, los que indicaba son los más próximos sentimentalmente hablando (en Washington Square Park, por ejemplo, asistí al nacimiento del hip-hop y el breakdance, sin ser consciente de ello, eso sí).

    Y tienes suerte de haber conocido un Bryant Park increíblemente remozado y humanizado… yo aún lo recuerdo como un sitio lúgubre y peligrosísimo, donde se reunían “pintas”. Lamento no haberlo visitado más (la vez que nos cuadró pasar, estaba lloviendo a mares).

    ¡Te recomiendo Riverside Park!

    ¿Me puedes prestar tu banderita del último post para el viernes…?

    ¡Besos desde Vigo!

  • Bea dice:

    Tomás… no me imagino a Bryant Park lúgubre era un sitio tan cool!!!……..Intentaré conseguir el libro que dices …me interesa mucho… es de Rojas Marcos??? Antonio es fanático de él, tiene todos sus libros….

    Por supuesto que puedes usar la bandera….. creo que es una de las más bonitas que saquée..pero busco por si acaso encuentro otra….y si eso te la mando…

    Bea

  • Paola R. dice:

    Hola Bea, sigo impresionandome de tu viaje…
    oye a mi me pasa lo mismo cuando voy a USA, estoy alla y la pienso para comprar alguns cosas que aca estarán carísimas y no las compro y me lamento en cuanto cruzo la frontera, jaja, creo que debo tener mas arrojo.
    saludos!!!

  • Tomás R Vigo dice:

    Bea, sí el libro es de Luis Rojas Marcos y también soy fanático de él, desde que leí el primero (aunque no los tengo todos). Este resultó muy especial, pues me sirvió para curar heridas en lo personal (podría valer para el 11-M, perfectamente).

    Sí, Bryant Park es “cool”: tendré que visitarlo la próxima vez, como dije. Además, tengo la tienda de los Mets justo enfrente :)

    Un plus!!!

    Besos.

  • IDania dice:

    Bea,
    Tengo una consulta que no tiene que ver con la gastronomía ni tampoco con tu viaje a NY. Has hecho el blog tu sola? Tengo un blog culinario que estoy intentando sacar adelante, pero lo veo tan “cutre!!!!”. Entro en el tuyo, el de Rosarda, el de Webos-Fritos y me da una “cosilla”, porque el mio está muy pobre. Yo lo estoy haciendo siguiendo los pasos que da blogger. Sabes de alguna otra manera de ponerse con él?
    HELPPPPPPPPP!!!!
    Besos,

  • Bea dice:

    Hola Idania, el blog lo he hecho yo.. a ver está todo en blogger, solo le tienes que añadir elementos a la página….. realmente no sé lo que quieres hacer…. es cuestión de ponerse a cambiar plantillas, colores… y añadir Gadgets a la parte lateral de tu blog en configuración… es cuestión de ir probando y mirando en blogger lo que más te guste….si tienes alguna pregunta específica dímelo…pero todo está dentro de la configuración que tu le pongas al blog…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *