PROVENÇAL FOUGASSE

Esta semana hemos incorporado a un nuevo eslabón en la cadena de los retos. Seguramente todos conozcáis a Amalia de “Recetas de Familia”. Amalia es también es otra conexión nuestra por varios motivos. Primero, porque es venezolana, y no se si sabéis que a Venezuela en Canarias se la conoce familiarmente como La Octava Isla (por la cantidad de Canarios que emigraron allí). Segundo porque hace años vivió aquí en Tenerife, de hecho su hijo es “chicharrero” (tinerfeño).Tercero porque ahora vive en Miami y a nosotras nos encanta Estados Unidos….…..Aparte de todo, Amalia es muy cariñosa y sobre todo, muy buena gente!!!!

Yo ya conocía a Amalia desde hace casi un año, por un “episodio” que tuvimos con una churrera, jajajaaj. Y casualmente Ana, fue la Amiga Invisible de Amalia, así que he ahí la conexión.

Esta semana, hemos elegido la última receta de un listado enorme que habíamos planificado Ana y yo cuando estuve en Las Palmas, una Fougasse. A partir de la próxima semana cada una de nosotras elegirá una receta, bien dulce o bien salada….

La Fougasse, es un tipo de pan plano, de la familia de la focaccia, típico de la zona de la Provenza. Algunas versiones de este pan, como esta que hemos hecho, tienen cortes que le dan forma de espiga de trigo. En la antigua Roma, el panis focacius era un pan plano, horneado sobre las cenizas del hogar (focus en Latín). Este pan primitivo, se fue convirtiendo con el tiempo en una serie de panes que incluyen la focaccia en la comida Italiana, la fugasa en Liguria, polaça en los Balcanes, fougasse en Provenza, y fouaisse en Borgoña. Las versiones francesas incluyen a veces, aceitunas, queso y anchoas, lo que podemos llamar una forma primitiva de pizza, pero sin la salsa de tomate.

Para ver las Fougasse de Amalia, Ana y Joana pinchad sobre sus nombres

PROVENÇAL FOUGASSE (“Essentials of Baking” Williams Sonoma)

INGREDIENTES:

2 dientes de ajo picados (Yo le puse ajo en polvo)
1 cucharada de romero fresco picado (Yo se lo puse seco)
1 cucharada de orégano fresco picado (Yo se lo puse seco)
1 cucharada de tomillo fresco picado (Yo se lo puse seco)
60 ml. aceite de oliva virgen
1 paquete de levadura de panadero
430 ml. agua tibia
705 gr. harina de todo uso
1 cucharada de sal
Semolina para espolvorear (Yo no tenía)

PREPARACIÓN:

Disolver la levadura en el agua tibia y dejar reposar durante 5 ó 10 minutos, o hasta que espume. Pasado este tiempo, añadir el aceite y mezclar.
En el bol de la KitchenAid, mezclar la harina, la sal, las hierbas y el ajo e ir incorporando poco a poco la mezcla del agua con la levadura y el aceite, hasta que la masa se despegue de las paredes y se pegue al gancho amasador.
Amasar a velocidad baja, hasta que la masa esté suave y elástica (unos 5-7 minutos).Dejar reposar la masa en el vaso durante 1 hora o hasta que doble el tamaño cubierta con un trapito o film de cocina. Desgasificar la masa y cortar la masa en dos con un cuchillo afilado.
Espolvorear las bandejas de hornear con semolina.
Echar la masa sobre la encimera espolvoreada ligeramente con harina. Estirar la masa y darle forma de rectángulo, de aproximadamente el mismo tamaño que la bandeja de hornear.
Pasar esta masa a la bandeja (si vemos que la masa se contrae, dejar reposar unos minutos).
Hacer un corte central a la masa, así como unos cortes laterales. Suavemente abrir estos cortes hasta conseguir una forma oval.Tapar la masa con un paño de cocina y dejar levar la masa hasta que doble el tamaño, unos 20-30 minutos.
Precalentar el horno a 220º. Colocar la bandeja en la parte baja del horno y hornear hasta que esté dorado y suene a hueco cuando lo golpeemos con los nudillos, unos 15-20 minutos.
Dejar enfriar sobre una rejilla.
Guardar envuelta el papel de aluminio a temperatura ambiente durante 1 día o congelar hasta dos semanas.
Recalentar a 190º durante 10 minutos.

40 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *