MAPLE AUTUMN BITES

maple-autumn-cakelets-1

El Martes comenté en mi Instagram,  que es donde me encuentro mas a gusto como red social,  que había tenido un día raro, lleno de decepciones. Ya no era decepción de gente,  sino de situaciones. En fin que me pasé toda mi clase de Pilates del martes por la tarde sin concentrarme y sin parar de dar vueltas a la cabeza. Estas veces que quieres dejar la mente en blanco y dejar fluir los pensamientos, pero que no ves nada claro. Que quieres que por favor se pare el mundo y tu bajarte. Pero fue terminar la clase y empezar a ponerme las zapatillas y de repente verlo todo super claro. Lo que tenía que hacer es volver a los principios, al comienzo, a lo que me hacía feliz. En ese mismo momento mi amiga Mercedes me escribe un mensaje de ánimo diciéndome lo mismo, que volviera a mi esencia. Y ahí es donde todo encajó. Gracias Mercedes, tu mensaje fue todo lo que necesité para aclarar mis ideas.

Recuerdo que cuando trabajaba en el hotel, la mayoría de las mañanas al levantarme decía: “jo, ojalá pudiera quedarme en casa para terminar esto o lo otro en el blog”. Pero como dice el refrán, tienes que tener cuidado con los que deseas, porque se puede hacer realidad. Efectivamente, ahora que puedo estar en casa siempre parece se me quitaron las ganas de bloguear. Y oye, que me encanta estar en casa. Soy muy feliz en casa (a pesar de los problemas en la urbanización que espero poder contar pronto, porque filiaréis). Creo que el problema es que el segundo libro me agotó, me exprimió tanto que me quedé sin energía, sin ideas, sin fuerza, sin ganas. En estos meses he horneado, pero está todo congelado, así que ¡¡¡ voy a empezar a sacar cosas!!!.

maple-autumn-cakelets-3

Pero como os dije, después de la clase de Pilates todo cambió. Rescaté de un armario uno de los moldes de Nordic Ware que tenía sin estrenar (reconozco que debo de tener unos 7 sin estrenar) lo lavé y lo dejé preparado para el día siguiente. Ayer me levante con unas ganas como hacía tiempo que no tenía. Preparé la receta que venía en el envoltorio, algo que siempre hago la primera vez que estreno un molde) y con un par de modificaciones me puse manos a la obra. Creo que recé porque me salieran los bizcochitos estos, ya que hubiera sido una decepción muy grande. Y vaya si salieron!!!

Son ricos, jugosos, tanto que Antonio pensó que no estaban bien horneados pero es que olían tan bien que se los empezó a comer calientes, algo que nunca hace.  Nunca había hecho estos bizcochitos que son apenas dos bocaditos pero me parecen monísimos y tan otoñales.

Así que a continuación os dejo con los preciosos Bocaditos Otoñales de Sirope de Arce:

maple-autumn-cakelets-2

MAPLE AUTUMN BITES

INGREDIENTES:

  • 175 gr. mantequilla
  • 125 gr. azúcar blanca normal
  • 3 huevos L
  • 125 ml. leche entera (yo usé leche de avena)
  • 60 ml. sirope de arce
  • 150 gr. harina
  • 1 1/4 cucharadita polvo de hornear (Royal)
  • 1/8 cucharadita sal

PREPARACIÓN:

  • Precalentar el horno a 175º.
  • Engrasar el molde Autumn Treats de NordicWare con espray especial de desmodado o con mantequilla derretida (Capacidad 3 tazas – 0,7 litros)
  • Tamizar juntos la harina de trigo, el polvo de hornear y la sal. R.eservar
  • Mezclar la leche con el sirope de arce y revolver hasta que esté bien integrado. Reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta  conseguir un mezcla que haya blanqueado y obtengamos una mixtura cremosa.
  • Añadir los huevos ligeramente batidos  y uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.
  • Incorporar la mitad de la mezcla de la harina y batir a velocidad mínima alternando con la mitad de la mezcla de la leche. Continuar alternando estos ingredientes, siempre al mínimo hasta que acabemos con la harina.
  • No sobrebatir, es preferible terminar de mezclar a mano con una espátula.
  • Con una cuchara dosificadora ir llenando los huequitos del molde que teníamos engrasado, casi hasta el borde  y que quede la masa uniformemente repartidas.
  • Dar unos golpecitos son el molde sobre un paño de cocina doblado para asegurarnos que no quedan burbujas de aire.
  • Hornear entre 18-22  minutos  o hasta que al pincharlo con una brocheta salga completamente limpio.
  • Sacar del horno y dejar reposar en el molde sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

OBSEVACIONES:

  • La pregunta del millón, le podéis poner miel en vez de sirope de arce. Pues ¿qué queréis que os diga? no va a saber a lo mismo. El Sabor del sirope de arce me parece incomparable y lo podéis conseguir ya en cualquier supermercado o herbolario.
  • El precioso molde de NordicWare lo podéis comprar en cualquier tienda que venda sus productos y se llama Autumn Cakelet Pan.  La capacidad del molde es de 3 tazas, 0,7 litros y salen 12 bizcochitos de dos o tres bocados.
  • La masa es bastante líquida y a mi me sobró un poquito a pesar de haber llenado los huesitos casi hasta el borde. Esto es debido a que modifiqué la receta original y en vez de poner extracto de sirope de arce le eché 60 ml. También por esto le reduje la cantidad de azúcar de la receta original.
  • Me quedé sin leche normal y utilicé la leche de avena que bebo por la mañana con mis cereales. Yo no sé si esto influyó en que estuvieran tan jugosos.
  • Los bizcochitos no están cortados, quiero decir que  están tal cual ya que salieron bastante planitos.
  • En la foto principal veis que en el platito blanco hay dos bizcochitos que llevan glaseado. Si lo queréis hacer poned 75 gr. de azúcar glass tamizada, 30 gr de sirope de arce, 1 cucharadita de extracto de vainilla y leche hasta conseguir la consistencia deseada. Ten la precaución de no echarle el glaseado hasta que estén totalmente fríos. Yo los sumergí hasta el borde.
  • Las tazas, espolvoreados de azúcar, rejilla y paño es todo de Green Gate comprado en My Home Style
  • Si te ha gustado esta receta compártela en Facebook!!!

19 Comentarios

  • María dice:

    Te echaba mucho de menos Bea! Que guay que hayas vuelto! Sé que este verano publicaste…pero en este post sí que suenas como siempre! Apasionada y feliz «repostereando»! :D
    Que gusto me ha dado leerte!

  • Mismina dice:

    Bienvenida a tu casa Bea!! Te he echado mucho de menos por aquí. Aquí esta tu esencia y los cimientos de todo lo que ha venido después y que, imagino, a veces resultará ruidoso. No me conoces de nada pero yo he aprendido mucho a tu lado y me apetecía decirte estas palabras. Un abrazo.

  • majvep dice:

    Se te echaba de menos! Me alegro de que hayas levantado el ánimo y espero que siga así. Saludos ^^

  • Bea….¡me encanta leerte! No solamente me encantan tus fabulosas recetas sino también tus palabras.
    Tenemos que hacer lo que nos salga del corazón….y creo que tú lo has hecho.
    Me he identificado un poquito contigo. Estoy en una etapa profesional que hace unos años fue muy deseada pero que ahora mismo me genera mucho malestar y a veces hasta angustia (¡estoy deseando que acabe!). Llegar a casa y cocinar, preparar un bizcocho, preparar un bundt, planificar una nueva entrada del blog…me ayuda a ver las cosas de otra manera.
    Estos bizcochitos son preciosos…..y el molde, ni te digo! Y pensar que te quedan seis por estrenar…. Tú eres un poquito culpable de mi gran afición por los bundts y los moldes Nordic Ware.
    Un beso enorme,
    Olga

  • Teresa dice:

    Genial! no tengo el molde Nordic pero tengo uno de manzanitas y creo que pueden quedar resultonas, gracias por la receta

  • Mar Martinez dice:

    Sabes? Entiendo ese “apagamiento” ;) A mi me ha pasado también este año… Me encantaba ver mis blogs de referencia en cocina, probar, copiaros, disfrutar, pero lo perdí en algun sitio. Espero recuperarlo y creo que despues de leerte me voy a abrir tu primer libro y ver con que “celebrar” esa vuelta a la ilusion
    Un besico

  • que buena pinta tienen , me apunto la receta :)

  • Margarita dice:

    ¡Ñam, ñam! Y pequeñitos para que pueda hacerlos y controlar las cantidades. Cuando se vive solo un bizcocho grande es una perdición para la línea, 😂😂😂
    Besos.

  • lourdes dice:

    A mi me alegrais el dia y la semana cuando haceis esas entradas en el blog y luego intento copiaros. Besitos a todas

  • Ay Bea, no sabes en el momento que ha llegado tu post. Desde hace tiempo le estoy dando vueltas a la posibilidad de jubilarme, sí, dejar la oficina para estar en casa, pasar más tiempo con mis hijos (aunque ya están pre-adolescentes) pero sobre todo, para dedicarle más al blog, que si bien publico una vez a la semana, hay cosas que no puedo hacer por tener que cumplir un horario de oficina.
    Es realmente lo que queremos hacer? Cuándo fue que decidimos empezar con esto? Qué nos impulsó a crear nuestros blogs? Creo que encontrando esas respuestas volveremos siempre a nuestra esencia, sobre todo cuando estamos en esa época del bajón y la flojera.

  • Mariló dice:

    Me alegra que sigas publicando. Para muchas de nosotras eres una inspiración. Empecé a hornear después de leer tu segundo libro (después me compré el primero). Gracias a ti hice el primer dulce que se podía comer, estaba bueno y era bonito. Nunca se me había dado bien la repostería porque nunca la había entendido. Hacía dulces como cocinaba, a ojo, y lo que salía no se podía comer.
    Ahora me encanta dedicar parte de mi fin de semana a preparar alguna receta dulce y no sólo disfrutarla degustándola sino preparándola, que casi es lo que más me gusta.
    Gracias por compartir tus conocimientos con nosotras.
    Haz lo que de verdad te guste y te llene hacer, lo que piensen, digan o hagan los demás no importa. En esta vida sólo importa lo que te haga feliz a ti y los que te hacen feliz a ti.
    Mil besos y mil gracias!

  • Mariló dice:

    Por cierto, tu chiffon de naranja tiene a marido enamorado. Esa receta fue la primera que hice cuando me compré tu libro.

  • Paula dice:

    Bea querida, a mi pasó exacto igualito. Había perdido las ganas y eso que venía con mil planes, y buscaba y pensaba y no veía nada claro. Y un día, justo después de correr (confirmamos entonces que el ejercicio y la liberación de endorfinas ayuda a liberar la mente)… lo vi como un momento donde era suuuuper feliz, mi taller y yo! Y acá estamos de nuevo en carrera, armando poco a poco el taller en casa para continuar con las clases y sentirme plena, al final de cuentas, es lo que importa: hacer lo que nos gusta!

    Abrazo, Paula.

  • Silvia Martín Sánchez dice:

    Me alegro que vuelvas a estar aquí. Esperaba conocerte el miércoles en el curso de Alambique,pero otra vez será…

  • Eva María Saez dice:

    Jo Bea, espero que te animes y sigas publicando!!! Tengo muchísimas ganas de verte en el curso de Asturias, así que arriba ese espíritu y si hace falta te llevamos de sidras que eso levanta el ánimo a cualquiera!!! :)
    Un saludo

  • Laura dice:

    Hola Bea, ¡qué pinta tienen los bocaditos! Creo que este año en la carta a Los Reyes voy a pedir un molde de bundt de Nordic Ware, sería el primero, y como mi cocina no es muy grande y no tengo posibilidad de colgarlos en la pared como tú, creo que será el único que pueda tener. La pregunta es ¿algún modelo que recomiendes? Ya he leido en otras de tus entradas que tanto el Heritage, como el Anniverary y el Elegant Party son buenas elecciones porque el dibujo se repite y permite hacer cualquier tamaño de masa ¿algún modelo que descartes porque sea más complicado de engrasar/desmoldar? ¿Has pensado en hacer una entrada en el blog sobre moldes “imprescindibles”? Para una principiante como yo sería muy interesante. Un saludo y muchas gracias por todas tus recetas

    • Bea dice:

      No, eso no me pidas…son todos imprescindibles, jajajajajaj… pero mi último favorito favorito de todos los tiempos y lo será durante mucho tiempo es el Elegante Party….

  • raquel dice:

    Hola Bea. Me encanta tu blog ya he hecho varias recetas y todas perfectas. Pero hoy me he decido por ésta y no ha salido bien. Es como si la cantidad de harina no fuera suficiente y hubiera un exceso de mantequilla. La masa en el horno ha empezado a burbujear como si fuera un financier. Y cuando la he sacado ya he visto no estaba bien. La mantequilla chorrea. Es correcta la cantidad de mantequilla y harina? muchas gracias

  • Bea dice:

    Hola Raquel,

    Pues ya lo siento :-( .. por un momento me has hecho dudar, pero no, las cantidades son correctas. La receta original es la del envoltorio (que he ido a rescatarlo inmediatamente), 2/3 de taza de mantequilla que son 166 gramos, pero que yo redondeé a 175.. y 9 gramos de mantequilla no afectan. Y si puse 175 es que usé 175 gramos.

    En cuanto a la harina en la receta original es 1 y 1/4 de taza, o sea 120 + 30 gramos = 150 gramos.

    Yo no noté exceso de mantequilla……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *