MADELEINES

17 septiembre 2009 | Bollería, Retos con Ana

El Rincón de Bea

MADELEINES

Entrada programada. Estoy en Madrid…supongo que habré llegado sana y salva…!!!


Las madeleines fue una de las primeras recetas que hice hace tres años cuando me empecé a interesar por la repostería. De hecho, no tenía ni Thermomix ni nada por el estilo. No es que se necesite ningún robot de cocina para hacerlas, pero digo lo de la Thermomix, porque mi YO repostero “despertó” con la Thermomix. Ahora la tengo un poco abandonada a la pobre, pero reconozco que con ella hubo un antes y un después en mi cocina ( decir en mi vida, sonaría un poco fuerte).


Mi primera publicación de las Madeleines, fue en Octubre de 2007 ¡cómo pasa el tiempo!. Las hice y fotografíe mucho antes incluso de tener el blog. Ahora, a Ana , le apetecía hacerlas, y a mí, por qué no decirlo, también me apetecía repetirlas.


No puedo evitar copiar parte de la introducción a las Madeleines que publique en su día porque me parece me parece una historia muy curiosa:


Las magdalenas, o madeleines en francés, pasaron a la historia de la literatura universal gracias a Marcel Proust. Se dice que Proust regresó un día a su pueblo natal y, como cuando era pequeño tomó magdalenas con su té. Cuando iba a comer la primera magdalena mojada en el té, asoció el sabor, la textura y el aroma de la magdalena con ese mismo estímulo vivido años atrás, en la niñez. Cuentan que éste fue el motivo que lo impulsó a escribir “À la recherche du temps perdu”. Con ello, una simple magdalena se ha convertido en el símbolo proustiano del poder evocador de los sentidos.

Aquí tenéis uno de los fragmentos más conocidos y nombrados de “En busca del tiempo perdido”, de Proust, que tiene lugar en el primer volumen, “Por el Camino de Swann”, que hoy día se le valora como uno de los trabajos literarios más valiosos del siglo XX:

“Hacía ya muchos años que no existía para mí de Combray más que el escenario y el drama del momento de acostarme, cuando un día de invierno, al volver a casa, mi madre, viendo que yo tenía frío, me propuso que tomara, en contra de mi costumbre, una taza de té. Primero dije que no, pero luego, sin saber por qué, volví de mi acuerdo. Mandó mi madre por uno de esos bollos, cortos y abultados, que llama magdalenas, que parece que tienen por molde una valva de concha de peregrino. Y muy pronto, abrumado por el triste día que había pasado y por la perspectiva de otro tan melancólico por venir, me llevé a los labios una cucharada de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba. Y él me convirtió las vicisitudes de la vida en indiferentes, sus desastres en inofensivos y su brevedad en ilusoria, todo del mismo modo que opera el amor, llenándose de una esencia preciosa; pero, mejor dicho, esa esencia no es que estuviera en mí, es que era yo mismo. Dejé de sentirme mediocre, contingente y mortal. ¿De dónde podría venirme aquella alegría tan fuerte? Me daba cuenta de que iba unida al sabor del té y del bollo, pero le excedía en mucho, y no debía de ser de la misma naturaleza. ¿De dónde venía y qué significaba? (…).


Me encanta leer este texto. Me hace sonreír cada vez que lo hago sobre todo la parte en la que deja de sentirse mediocre, contingente y mortal!!!!!! La evocación del sabor es extraordinaria.


A mí, personalmente, estas magdalenas no me producen los mismas sensaciones místicas que al Sr. Proust, pero sin duda, las madeleines son un clásico que no debemos pasar la oportunidad de probar.


Uno de los secreto de la las madeleines está en la mantequilla. Como dicen los franceses, rien ne remplaces le beurre, (nada puede sustituye a la mantequilla). Luego en un toque de chauvinismo, algunos dicen que la frase continúa en que nada sustituye la mantequilla……. francesa… pero eso es otra historia. Lo cierto es que esta receta no se puede hacer con margarinas, ni aceites de oliva, ya que el sabor principal lo da la mantequilla. A ver, poderse, se puede, pero si queremos conseguir ese saborcito auténtico que evocó a Proust su infancia debemos utilizar, mantequilla. De la buena…!!!!


Para ver las madeleines de Ana, pincha aquí.


MADELEINES A LAS TRES VAINILLAS CON GLASEADO DE MANDARINA

(Receta sacada de You Tube con mis variaciones)


INGREDIENTES (Para 18 madeleines medianas) :


100 gr. mantequilla

100 gr. harina tamizada

100 gr. azúcar

2 huevos

1 cucharadita polvo de hornear (1/2 sobre de Royal)

½ vaina de vainilla

1 cucharadita de azúcar vainillado

1 cucharadita de extracto de vainilla


PREPARACIÓN:


Derretir la mantequilla sin que llegue a calentarse demasiado y reservar.

Batir los huevos el azúcar, el azúcar vainillado, las semillas de vainilla y la sal, hasta que blanqueen y doblen el tamaño. Añadir el extracto de vainilla y batir unos segundos mas.

Añadir en tres veces la harina tamizada y mezclar hasta que no quede rastro.

Incorporar por último la mantequilla derretida y mezclar hasta que consigamos una mezcla homogénea.

Dejar reposar la mezcla tapada como mínimo 1 hora. Incluso podríamos dejarlo reposar toda la noche en la nevera.

Precalentar el horno a 200º

Con una cucharita llenar los moldes especiales de madeleines hasta el borde. Si los moldes son de silicona no necesitaremos ponerles mantequilla. Si son de metal, les pondremos un poco de mantequilla y harina.

Hornear de 11 a 13 minutos si el molde de las madeleines es grande o de 8 a 10 minutos, si son pequeñas, o hasta que estén bien abombaditas y doraditas en los bordes.

Dejar reposar un par de minutos antes de transferirlas a una rejilla para que enfríen totalmente.


Para el glaseado:


INGREDIENTES:


100 gr azúcar glass tamizada

Zumo de mandarina


PREPARACIÓN:


En un pequeño bol mezclar el azúcar glass con una cucharadita de zumo de mandarina. Continuar añadiendo cucharadita a cucharadita de de zumo hasta que obtengas la consistencia deseada ( a mí se me fue la mano con el zumo… y se me acabó el azúcar glass…..así que como veis en la foto se me quedó muy “sueltita”).


Entrada programada. Estoy en Madrid…supongo que habré llegado sana y salva…!!!


Las madeleines fue una de las primeras recetas que hice hace tres años cuando me empecé a interesar por la repostería. De hecho, no tenía ni Thermomix ni nada por el estilo. No es que se necesite ningún robot de cocina para hacerlas, pero digo lo de la Thermomix, porque mi YO repostero “despertó” con la Thermomix. Ahora la tengo un poco abandonada a la pobre, pero reconozco que con ella hubo un antes y un después en mi cocina ( decir en mi vida, sonaría un poco fuerte).


Mi primera publicación de las Madeleines, fue en Octubre de 2007 ¡cómo pasa el tiempo!. Las hice y fotografíe mucho antes incluso de tener el blog. Ahora, a Ana , le apetecía hacerlas, y a mí, por qué no decirlo, también me apetecía repetirlas.


No puedo evitar copiar parte de la introducción a las Madeleines que publique en su día porque me parece me parece una historia muy curiosa:


Las magdalenas, o madeleines en francés, pasaron a la historia de la literatura universal gracias a Marcel Proust. Se dice que Proust regresó un día a su pueblo natal y, como cuando era pequeño tomó magdalenas con su té. Cuando iba a comer la primera magdalena mojada en el té, asoció el sabor, la textura y el aroma de la magdalena con ese mismo estímulo vivido años atrás, en la niñez. Cuentan que éste fue el motivo que lo impulsó a escribir “À la recherche du temps perdu”. Con ello, una simple magdalena se ha convertido en el símbolo proustiano del poder evocador de los sentidos.

Aquí tenéis uno de los fragmentos más conocidos y nombrados de “En busca del tiempo perdido”, de Proust, que tiene lugar en el primer volumen, “Por el Camino de Swann”, que hoy día se le valora como uno de los trabajos literarios más valiosos del siglo XX:

“Hacía ya muchos años que no existía para mí de Combray más que el escenario y el drama del momento de acostarme, cuando un día de invierno, al volver a casa, mi madre, viendo que yo tenía frío, me propuso que tomara, en contra de mi costumbre, una taza de té. Primero dije que no, pero luego, sin saber por qué, volví de mi acuerdo. Mandó mi madre por uno de esos bollos, cortos y abultados, que llama magdalenas, que parece que tienen por molde una valva de concha de peregrino. Y muy pronto, abrumado por el triste día que había pasado y por la perspectiva de otro tan melancólico por venir, me llevé a los labios una cucharada de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba. Y él me convirtió las vicisitudes de la vida en indiferentes, sus desastres en inofensivos y su brevedad en ilusoria, todo del mismo modo que opera el amor, llenándose de una esencia preciosa; pero, mejor dicho, esa esencia no es que estuviera en mí, es que era yo mismo. Dejé de sentirme mediocre, contingente y mortal. ¿De dónde podría venirme aquella alegría tan fuerte? Me daba cuenta de que iba unida al sabor del té y del bollo, pero le excedía en mucho, y no debía de ser de la misma naturaleza. ¿De dónde venía y qué significaba? (…).


Me encanta leer este texto. Me hace sonreír cada vez que lo hago sobre todo la parte en la que deja de sentirse mediocre, contingente y mortal!!!!!! La evocación del sabor es extraordinaria.


A mí, personalmente, estas magdalenas no me producen los mismas sensaciones místicas que al Sr. Proust, pero sin duda, las madeleines son un clásico que no debemos pasar la oportunidad de probar.


Uno de los secreto de la las madeleines está en la mantequilla. Como dicen los franceses, rien ne remplaces le beurre, (nada puede sustituye a la mantequilla). Luego en un toque de chauvinismo, algunos dicen que la frase continúa en que nada sustituye la mantequilla……. francesa… pero eso es otra historia. Lo cierto es que esta receta no se puede hacer con margarinas, ni aceites de oliva, ya que el sabor principal lo da la mantequilla. A ver, poderse, se puede, pero si queremos conseguir ese saborcito auténtico que evocó a Proust su infancia debemos utilizar, mantequilla. De la buena…!!!!


Para ver las madeleines de Ana, pincha aquí.


MADELEINES A LAS TRES VAINILLAS CON GLASEADO DE MANDARINA

(Receta sacada de You Tube con mis variaciones)


INGREDIENTES (Para 18 madeleines medianas) :


100 gr. mantequilla

100 gr. harina tamizada

100 gr. azúcar

2 huevos

1 cucharadita polvo de hornear (1/2 sobre de Royal)

½ vaina de vainilla

1 cucharadita de azúcar vainillado

1 cucharadita de extracto de vainilla


PREPARACIÓN:


Derretir la mantequilla sin que llegue a calentarse demasiado y reservar.

Batir los huevos el azúcar, el azúcar vainillado, las semillas de vainilla y la sal, hasta que blanqueen y doblen el tamaño. Añadir el extracto de vainilla y batir unos segundos mas.

Añadir en tres veces la harina tamizada y mezclar hasta que no quede rastro.

Incorporar por último la mantequilla derretida y mezclar hasta que consigamos una mezcla homogénea.

Dejar reposar la mezcla tapada como mínimo 1 hora. Incluso podríamos dejarlo reposar toda la noche en la nevera.

Precalentar el horno a 200º

Con una cucharita llenar los moldes especiales de madeleines hasta el borde. Si los moldes son de silicona no necesitaremos ponerles mantequilla. Si son de metal, les pondremos un poco de mantequilla y harina.

Hornear de 11 a 13 minutos si el molde de las madeleines es grande o de 8 a 10 minutos, si son pequeñas, o hasta que estén bien abombaditas y doraditas en los bordes.

Dejar reposar un par de minutos antes de transferirlas a una rejilla para que enfríen totalmente.


Para el glaseado:


INGREDIENTES:


100 gr azúcar glass tamizada

Zumo de mandarina


PREPARACIÓN:


En un pequeño bol mezclar el azúcar glass con una cucharadita de zumo de mandarina. Continuar añadiendo cucharadita a cucharadita de de zumo hasta que obtengas la consistencia deseada ( a mí se me fue la mano con el zumo… y se me acabó el azúcar glass…..así que como veis en la foto se me quedó muy “sueltita”).


43 Comentarios a “MADELEINES”

  1. Eso me pasa a mi cuando como, por eso nunca podre ser delgada.
    Tranquiliza ver que le pasa a mas gente.
    Buena receta y como siempre perfectamente introducida.
    Gracias Bea.

    Gloria, 17 septiembre 2009, 12:13 | Responder a este comentario
  2. Que buena receta que nos has puesto!!!!Ese glaseado de mandarina,hummmmm!!

    Un besín preciosa.

    Vanesuky.

    Vanesuky, 17 septiembre 2009, 12:47 | Responder a este comentario
  3. Mmm, esta es una de esas recetas que tengo en cartera, nunca he hecho madeleines!

    Miriam, 17 septiembre 2009, 13:24 | Responder a este comentario
  4. que maravillas, tengo los moldes y nunca los he utilizado! asi que creo que los utilizaré con tu receta!
    ñam! ñam! y seguro que has llegado bien a madrid!
    besitos

    Ivana, 17 septiembre 2009, 13:30 | Responder a este comentario
  5. Buenísimas Bea con la salsa de mandarina y la vainilla suena muy aromático todo.
    Un beso

    CRIS, 17 septiembre 2009, 13:37 | Responder a este comentario
  6. ola bea te quedaron genial esas madeleines, yo la shice una vez y me gsutaron mucho, pero estas tuyas tiene una pintaza, y esa salsita ummm

    Karolina, 17 septiembre 2009, 13:52 | Responder a este comentario
  7. Que buena pinta Bea!
    Y se pueden hacer con otros moldes??O tiene que ser de esos?
    Hummm!Deliciosas!

    Alicia, 17 septiembre 2009, 14:16 | Responder a este comentario
  8. Bea,

    sin dudas aquí en Francia les mandeleines purre beurre son un clásico, te ha quedado lindas. Original el baño de mandarina.

    Saludos,
    Myri

    Myri de Quilmes, 17 septiembre 2009, 15:01 | Responder a este comentario
  9. Es impresionante ver como vamos evolucionando verdad? Estas madeleines son ideales porque a mi como a ti me apasiona la vainilla!Me guardo tu receta para cuando pueda probarlas ;).

    Petonets.

    Penny, 17 septiembre 2009, 16:32 | Responder a este comentario
  10. Pues yo también hace mucho tiempo que no hago madeleines… Con lo buenas que están!
    Estas tuyas con tanta vainilla y con el glaseado de mandarina tienen que estar de vicio.
    Un beso.

    Lolah, 17 septiembre 2009, 17:27 | Responder a este comentario
  11. Se ven realmente delicadas y deliciosas, la combinación de vainilla y mandarina es genial.
    Bicos

    Rakelilla, 17 septiembre 2009, 18:23 | Responder a este comentario
  12. ¡Bea, me ha encantado la lectura! No sabes las ganas que me han dado de sentir lo mismo, esa explosición de una madeleine con un sorbito de té… Ay… qué ricas se ven, nena, últimamente estás que te sales.

    Un abrazo.

    María Lunarillos, 17 septiembre 2009, 19:05 | Responder a este comentario
  13. Hola!!!
    Pero que cosa mas rica y de la presentacion mejor no hablar porque no hay palabras! jejeje.

    Un beso.

    eLrinCondeLaTaTa, 17 septiembre 2009, 21:10 | Responder a este comentario
  14. que receta mas dulce!!! me comeria un par ahora mismo… y digi yo…donde hay esos moldes?….
    Bexinos asturianos.

    laviana ( Fely), 17 septiembre 2009, 21:19 | Responder a este comentario
  15. Qué casualidad!! Precisamente estoy leyendo ahora "Por el Camino de Swann", así que me ha encantado ver esta receta!!
    (Tengo que conseguir los moldes….)
    Besitos

    Ajomini, 18 septiembre 2009, 07:50 | Responder a este comentario
  16. Me encantan las magdalenas!!! Como siempre, tomo nota de tu receta… Por cierto, una preguntita: desde tu punto de vista… cuál es la mantequilla que te gusta más del mercado???

    Adijirja, 18 septiembre 2009, 08:07 | Responder a este comentario
  17. Toda una delicia en miniatura.
    A tu regreso hablamos ;)

    Besos.

    Silvia, 18 septiembre 2009, 10:46 | Responder a este comentario
  18. Y yo sin poder usar mantequilla, cachis XD Que tengas buen viaje :)

    saluditos

    Lillu, 18 septiembre 2009, 13:04 | Responder a este comentario
  19. me pillas en momento proustiano total, ayer empecé a leer el primer tomo de "à la recherche du temps perdu" (es que me he matriculado en 6º de la EOI, chica, tengo que estudiar). Así que ya ves, que ni pintadas me vienen, las tengo que hacer, "c'est obligatoire".

    Ajonjoli, 18 septiembre 2009, 15:21 | Responder a este comentario
  20. Me ha encantado la historia de Marcel Proust, siempre me ha parecido q las magdalenas tiene un encanto especial, ya veo que no es cosa mia solo jajaja, solo de pensarlo me llega el olor a mandarina. :D

    Garita, 18 septiembre 2009, 16:17 | Responder a este comentario
  21. Aissss Bea, que me has leido el pensamiento y justo este fin de semana habia pensado hacer madeleines… pero sabes que más, ya no las voy a hacer porque acabo de comprarme el molde del angel cake (te voy a matar) y será el bizcocho que haga… jajaja

    Bueno, de toda formas me llevo tu receta de madeleines que me ha gustado mucho!

    Un besote y buena estadia en Madrid

    Alegna, 18 septiembre 2009, 19:01 | Responder a este comentario
  22. que ricas deben estar estas madeleines,y con el glaseado mas aun, me encantan las madeleines y hacerlas mucho mas, son una monada!

    besitos,

    pity

    pityenlacocina, 19 septiembre 2009, 07:34 | Responder a este comentario
  23. Madeleines mmmmhhh… supongo que estarán deliciosas, a la vista está. El caso es que la forma de este bollo creo que ha entrado por mi casa supongo que de alguna panadería, y quizás además con aroma a cítricos. No sé, le pregunataré a mi hermano.

    Espero que te lo pases bien en el SUGAR 09, supongo que habrás venido por aquí entre otras cosas por eso…

    Un saludo.

    Carlos Dube, 19 septiembre 2009, 10:34 | Responder a este comentario
  24. Cómo me gustan los dulces que guardan toda una historia y anécdotas a su alrededor!
    Las buenas madeleines son una maravilla, un placer para disfrutar con tranquilidad y sin remordimientos :P Y creo que las mejores son como las tuyas, con sabor a vainilla; y ese glaseado de mandarina me parece una idea muy original y además seguro que deliciosa.

    Besos! Ya nos contarás que tal por la capital ;)

    Akane, 19 septiembre 2009, 12:45 | Responder a este comentario
  25. ¡¡¡Que ricas madeleines!!! y las pienso hacer y las haré con mantequilla, ya que segun dices es lo que le dá el toque en sabor.
    Pero en algunas cosas es verdad que le vá muy bien la mantequilla, aunque en la dieta mediterranea lo bueno y autentico es el aceite de oliva.
    Así que en eso discrepo con los franceses.
    Que tengas una maravillosa estancia en Madrid.

    Anna, 19 septiembre 2009, 17:56 | Responder a este comentario
  26. Bea, darling…

    No sé que me ha gustado más, tu introducción o las madeleines….

    Eres genial!!!
    Tomo nota de la receta porque es algo que tengo pendiente hacer…

    Pásala bien en Madrid!!! Y ya veremos los blogs con fotos y anécdotas de Sugar '09!!! Qué pena que yo tengo entrada para el viernes, así que no puedo coincidir contigo… Otro año será!!!

    Besotes,
    IDania

    IDania, 19 septiembre 2009, 22:20 | Responder a este comentario
  27. Es increible el aspecto que tienen y encima con esa salsa bufffff¡¡ Bea que manos … me parece que mi molde de madeleines lo voy a estrenar con las tuyas..UN bezazo guapa

    Lidysan y Marcos - Los Mol, 20 septiembre 2009, 21:47 | Responder a este comentario
  28. Me gustaria evocar mi infancia con una madeleine…pero de las tuyas…vaya delicia!!!!…que bien escribes Bea….besitos

    MªJose-Dit i Fet, 20 septiembre 2009, 22:44 | Responder a este comentario
  29. Bea pues las madeleines son un postre que nunca me ha llamado la atención, y sin embargo ahora al ver tu receta probaba yo un par de ellas con un cafecín de media mañana.
    Queda alguna??

    Un besote enorme guapa.

    Laura.

    Mezquita, 21 septiembre 2009, 08:28 | Responder a este comentario
  30. Hola Bea:
    Ya me voy recuperando y me encanta ir poco a poco recuperando mi vida normal.
    Espero poder disfrutar de estos momentos tan agradables, que durante unos meses he tenido en el olvido. a pesar de echarlos de menos.
    tu receta me parece estupenda, como todas las que pones.

    Y gracias por acordarte de mí.
    Un beso

    cuatro especias, 21 septiembre 2009, 08:47 | Responder a este comentario
  31. ¡Hola Bea! Pues estoy segura de que habrás llegado sana y salva. Así que ya sabes…. el 24….
    Me doy cuenta de que no te he dado mi número de teléfono por si acaso….
    Fantásticas las madeleines, y estoy totalmente de acuerdo contigo, sin mantequilla no es lo mismo. Y lo de la mantequilla francesa…. no voy a decir nada que si no después mi maridito se lo cree.
    Un besazo y hasta muy, muy prontito, y ahora de verdad.
    Sonia

    Sonia Martín, 21 septiembre 2009, 10:21 | Responder a este comentario
  32. ¡Hola Bea! Pues estoy segura de que habrás llegado sana y salva. Así que ya sabes…. el 24….
    Me doy cuenta de que no te he dado mi número de teléfono por si acaso….
    Fantásticas las madeleines, y estoy totalmente de acuerdo contigo, sin mantequilla no es lo mismo. Y lo de la mantequilla francesa…. no voy a decir nada que si no después mi maridito se lo cree.
    Un besazo y hasta muy, muy prontito, y ahora de verdad.
    Sonia

    Sonia Martín, 21 septiembre 2009, 10:21 | Responder a este comentario
  33. No te dejé comentario en el post anterior porque me dolía demasiado.
    Un beso grande.
    Sonia

    Sonia Martín, 21 septiembre 2009, 10:21 | Responder a este comentario
  34. Mon dieu, qué cosa tan rica… donne moi un par de docenas, pog favog.

    Qué tal en Madrid? me han dicho que frío y cayendo chuzos de punta también… aquí hasta los peces del mar están de paseo por las calles del pueblo… cantidad de agua está cayendo.

    Un besazo.

    Inmaculada (Adi), 21 septiembre 2009, 13:07 | Responder a este comentario
  35. Puse el comentario en la entrada de las antiguas madeleines, pero están tan buenas que repito :)
    Estupendas como siempre.
    La anécdota que cuentas de Proust supongo que sirvió de inspiración para ese "flashback a la infancia" que sufre el malvado crítico gastronómico en Ratatoui cuando prueba el pisto que ha preparado la ratita Remi… Me encanta esa peli.

    Angus, 21 septiembre 2009, 14:27 | Responder a este comentario
  36. Lo he pasado muy bien leyendo tu entrada. Y las magdalenas geniales…

    Besos

    Celes, 21 septiembre 2009, 16:53 | Responder a este comentario
  37. I don't often see people writing about Madeliene's but yours look great.
    One of my favorite sweets!!
    (but I have a lot of favorites!!)

    adozeneggs, 25 septiembre 2009, 02:07 | Responder a este comentario
  38. Bea, continúo leyéndote (difruté mucho con la entrada de Londres y en general de todos tus viajes) aunque no haga
    comentarios ni publique.

    Las recetas, las disfruto pero no me planteo hacerlas porque desde que mi marido se volvió diabético (y del tipo 1) hay que repensar la dieta de la familia.

    Eso sí, esta receta de madalenas me la apunto que tiene una pinta…

    Ro, 29 septiembre 2009, 11:12 | Responder a este comentario
  39. Hola, te leo habitualmente aunque no suelo comentar, pero es que tienes un blog maravilloso…Ahora mismo tengo la masa de las madelaines reposando para estrenar mi primer molde de magdalenas (no es de conchita sino de las normales)y estoy segura de que saldrán deliciosas, ya os contaré…
    Gracias por compartir todos estos pequeños placeres…

    Lupita, 4 octubre 2009, 11:33 | Responder a este comentario
  40. Hola! Desde hace tiempo que quiero dejarte un comentario, mucho mas cuando me dedicaste unos minutos para contestarme unas dudas x mail, se te agradece. Simplemente tu blog me encanta,no me canso de verlo y leerlo. Eres una mujer maravillosa. Gracias por compartir con todas nosotras.

    Gaby S, 20 octubre 2009, 03:43 | Responder a este comentario
  41. Hola me encanta tus madeleines me gustaria saber el precio de cada madeleine en $0.00 dolares americanos

    Isa, 10 febrero 2012, 20:51 | Responder a este comentario
  42. solo de verlas,me derrito,yumi,yumi,gracias por los consejos felicidades

    maria teresa oliva franco, 21 abril 2012, 23:24 | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  • TIENDAS RECOMENDADAS



Aventuras y desventuras culinarias de una coruñesa - madrileña, medio inglesa, en el Sur de Tenerife. Sobre mi, Blogs Amigos, Indíce, Preguntas Frecuentes

© 2014 Todos los derechos reservados. El Rincón de Bea Alojamiento por KS Internet Services