YO SOY BLOGGER

Ilustración de John Atkinson

Ilustración de John Atkinson

Hace mucho tiempo que me ronda en la cabeza la idea de escribir un post como el de hoy. Las ideas me daban vueltas en la cabeza y las palabras que tenía en la punta de la lengua, pero que no acaban de salir o que no las dejaba fluir. Es, como cuando estás al borde de la piscina y no te acabas de decidir si meterte o no. Pero de repente llega alguien, te da un ligero empujoncito y aunque intentes mantener el equilibrio, estabas tan al borde, que terminas cayendo al agua.

El empujoncito me lo dio hace una semana un comentario que me hizo Ibán Yarza, y que le puso un nombre a un estado y a toda una época, que era la “Inocencia Blogueril”. Sin embargo, el empujón definitivo, con el que me voy a dar el chapuzón, me lo ha dado este post de Sweet 180 y que se llama Cuando era Bloguera y que es una especie de despedida bloguera y un homenaje a todos aquellos que formamos parte  de aquellos inicios.

Y yo me pregunto ¿Dónde han quedado estos tiempos de Inocencia Blogueril? Esos tiempos allá por el verano de 2007 cuando empecé con el blog. Cuando tantos de nosotros empezamos con nuestros blogs. Todo era nuevo, todo era una ilusión, un aprendizaje, conocer a nueva gente con tus mismos intereses, entablar relaciones virtuales, tanta camaradería. La ilusión que te hacía conocer un nuevo blog al que le dabas la bienvenida. Me acuerdo perfectamente del primer comentario de bienvenida que le hice a Su de WebosFritos y a Miriam de El Invitado de Invierno. También recuerdo el primer e-mail que me envió Alma desde Alemania con sus cupcakes de sangría o del e-mail que recibí de Margot pidiéndome que le hiciera unas galletas decoradas para el cumpleaños de su nieta. Las primeras desvirtualizaciones a Tere de La Sopa Gansa o a Sonia de A qué saben las nubes. Lo recuerdo con añoranza.

Dice  Sweet 180º que los blogs nacen sin querer ser nada especial y que, como todo en la vida tienen, tienen su momento. Hace un rato que me paseé por el blogroll que tengo en mi antigua cuenta de Blogger y he recordado tantos nombres a los que les cogí cariño. Tantas historias detrás de aquellos blogs y recuerdo a muchos que dejaron de publicar por las circunstancias de la vida, se casaron, tuvieron hijos. Y con tristeza a otros blogs, como el de Sonia, que se quedaron por el camino, como la vida de sus bloggers y aunque parezca increíble, me acuerdo de ella casi todos los días ya que la semana que falleció nos íbamos a conocer en Barcelona.

Ha habido veces en estos 8 años en que he pensado en dejar el blog. Creedme. Infinidad de veces. Una amiga bloguera me dijo que le daba pena dejar algo que la hizo feliz durante mucho tiempo. Esa frase se me ha quedado marcada ya que puso en palabras lo mismo que yo sentía. Yo lo comparé con la ruptura de una pareja, en la que ha habido momentos buenos y momentos malos y solo tu puedes valorar qué es lo que pesa más y si deseas continuar y darle una oportunidad a la relación.

Me imagino que  todos los que somos bloggers hemos tenido este tipo de crisis existenciales con el blog. Al principio me preocupaba y me torturaba. Ahora dejo fluir esas sensaciones y sentimientos contradictorios y espero a que se pasen. Aprendí hace tiempo a no tomar decisiones en caliente, no en lo que respecta al blog. Ahora sé que no puedo/quiero dejar el blog. No puedo hacerlo. Me es imposible. El blog es una parte muy importante de mi vida. Mi vida no es para nada perfecta pero el blog soy yo. Mi vida, en la actualidad, gira en torno al blog e incluso la apariencia de mi casa ha cambiado debido a él. Lo que antes era una habitación de música es ahora mi refugio, mi rincón, es la habitación del blog. He tenido que aumentar el almacenaje de la cocina y ahora comemos en vajilla de diferentes colores. Hay tablas de decoración en el garaje y en la terraza. Siempre hay desorden de moldes encima de la mesa de la cocina o libros de repostería en la mesilla, en el salón  y en la escalera, esperando a ser guardados. Me atrevo a decir, que el blog, es mi forma de vida.

Que lejos queda este post que escribí en Agosto del 2011 que se llamaba Consejos para Bloggers , un post, que incluso al día de hoy sigue recibiendo comentarios y visitas. Algo que noto que ha cambiado desde entonces ha sido los comentarios de los lectores. Recuerdo los posts en los que tenía hasta 100 comentarios en una receta. Ahora los comentarios no están centralizados en el blog, sino que tenemos a los lectores diversificados en las diferentes redes sociales donde es más cómodo comentar. También al haber muchísimos más blogs  efectivamente los lectores tienen mucha mas variedad.

Los blogs han evolucionado mucho en estos años. Muchos de los que empezamos hace 8 años, hacemos lo que hacemos en la actualidad gracias a esos comienzos con el blog. Algunos tienen tiendas online, otros dan cursos, otros han montado bakeries o pastelerías, otros escribimos libros y otros se dedican a la fotografía. Hoy en día existe una cantidad increíble de blogs de reciente creación, máximo dos años de vida, que tienen una calidad excelente. Sin embargo noto una competitividad enorme entre ellos. Yo, que no soy nada competitiva es algo que me flipa.

Suele molestarme mucho cuando oigo a nuevos bloggers o a los lectores en general cuando lees algún comentario que dice que los blogs de aquella época estamos endiosados ( este comentario es verídico).  Creo que todos seguimos siendo en esencia lo mismo que éramos hace unos años, pero que simplemente, hemos perdido la inocencia de los principios. Es, como la vida misma. La inocencia de los niños se va perdiendo al crecer.

No me gano la vida con el blog, al contrario, el blog me ocasiona gastos, sino que gracias al blog me están saliendo una serie de oportunidades que no sé a donde nos llevarán. Espero que a algún sitio bueno. Sigo sin aceptar regalos de las marcas,  sigo sin entrar en ese juego y si promociono algo es porque realmente creo en ello, me gusta de verdad y me lo he pagado yo.  Y ya para terminar  no me gusta en absoluto que me llamen cocinillas. Tampoco que me llamen foodie ¿qué es eso, por dios?. Simplemente soy una blogger que tiene un blog de repostería.

En estos dos años he estado un poco ausente del blog debido a los dos libros y a la promoción. Pero la semana pasada, he vuelto a sentir esa ilusión de la que os hablaba mas arriba y voy retomar el blog con tanta fuerza como al principio aunque con un poco menos de inocencia (por los años , digo) . Con más ilusión que nunca,  especialmente ahora que Maricruz de Cappucccino Factory nos está rediseñando. Agradezco todo lo que me ha dado el blog, las nuevas amistades, los contactos, los lectores fieles, los viajes y sobre todo la posibilidad de escribir dos libros. Eso es algo que no me hubiera imaginado ni en mis mejores sueños. El otro día bromeaba con Antonio mientras veía un reportaje en la tele sobre cementerios  y le dije entre risas ya puedo morir tranquila peroponga en mi epitafio: Fue feliz, tuvo un blog y escribió dos libros con Planeta :-)

43 Comentarios

  • dolorss dice:

    Querida bea,
    No sabes lo ientificada en todo, que me he sentido leyendo tu escrito.
    yo empecé en enero del 2008, y no hay día que no me alegre de haber iniciado esa andadura (un poco por obligación, pues era regalo de mis hijos).
    He tenido la oportunidad de conocer virtualmente a gente maravillosa, a algunas las he podido conocer personalmente, contigo ya sabes que de momento no ha podido ser, espero que sea pronto.
    Y es que como bien dies, nuestros inicios fueron de inocencia, con los años vamos aprendiendo, algunas veces a golpes, que todo tiene su parte buena y es esa la que tenemos que aprehendery disfrutar.
    un beso muy grande, enhorabuena por esos libros y espero que pronto nos conozcamos y podamos darnos un par de besos!

  • Pegadita me has tenido a la pantalla leyéndote y eso que tengo un hambre de aúpa. Me encanta tu blog, me encanta este post con el que me siento identificadísima, me encantas tú.

    Que sí le decía yo a la pantalla de mi portátil párrafo tras párrafo. Que sí, que mi casa tiene el mismo desorden (desorden le dice mi marido, para mí es mi casa y mi orden, los libros en la escalera son muy importantes ¡eh!).

    Que sí, que esta misma mañana pensaba yo en Instagram que sigue sin gustarme la palabra “foodie”.

    Que aunque yo llegué tarde en el 2011 (el blog anterior era el de mi boda en el 2009 y en el 2010 uno más bien de trabajo). Me gusta que soy como tú. A veces me pregunto por qué. La respuesta me la dio una persona el otro día: “so for you it’s a question of morals” me dijo. Pues sí, pensé yo, qué bien resumido: principios. Valores morales, valores humanos, valores éticos. Sin eso, mi blog pierde valor para mí. Integridad a la que a veces me da la impresión de que me aferro porque soy terca como una mula.

    Pero es que mi blog es mi hogar, mi corazón, mi alma, mi mente, mis principios, mi blog es un pedacito muy importante de mí.

    Gracias Bea, no cambies.

    • Bea dice:

      Gracias a tí Maria!! que cierto, es mi hogar, mi corazón, mi alma, mi mente y sobre todo mis principios… que razón tienes!! Un beso fuerte

  • Mar dice:

    Que alegria me ha hecho tu comentario. Conoci las galletes decoradas gracias a tu bloc y me atrevi con ellas gracias a tus magnificos consejos. Yo tambien hecho de menos nuestra inocencia blogueril.
    Me encanta que vuelvas con tantas ganas.
    Petons

  • Tesa dice:

    Solo puedo decirte, que enhorabuena! Perder la inocencia…. pues casi que es lo que toca no? el tener buenas y no tan buenas experiencias nos hacen madurar, y perderla.
    Pero eso significa crecimiento, y el crecimiento es vida… así que… enhorabuena.
    Te mando mil besitos princesa.

  • Hola guapa!
    Gracias por este post tant genuino…me ha encantado! He tenido la suerte de conoceros a unos cuantos bloggers de los que vivistéis esta estupenda época y que yo os empecé a seguir allá por el 2010. No sabes la ilusión que hace conocer a los que forman parte de tu vida gastronómica y de los que he hecho mogollón de recetas.
    No hace mucho, con alguna bloguera de tu talla, comentábamos que habría que pararse un momento y pensar en realmente las raíces del blog…el “para qué empecé un blog”…y dejarnos de algunas tonterías.
    Ahora todo ha cambiado, las RRSS se nos comen y no tenemos tiempo de ir a los blogs a comentar. Aún así, yo busco un día a la semana para entrar y comentar, os lo merecéis.
    Que sepas que los novatos aprendemos mucho de vosotros…y que nos da mucha pena cuando alguien deja un blog.
    Desde mi humilde rincón, me has hecho revivir todo lo que has dicho: en mi caso, el blog lo llevamos mi marido y yo y ya forma parte de nuestras vidas, ahora que nuestros hijos ya no están con nosotros.
    Gracias de nuevo por este post que sale del corazón y con ese toque de morriña de recorar tiempos que parece, fueron mejores!
    Un beso y espero verte pronto!
    Gemma

  • Sonia dice:

    Bea, me ha gustado muchísimo todo lo que has escrito, y es verdad, yo también recuerdo con añoranza esos tiempos de inocencia y camaradería entre los que empezábamos. A mi me llegó a decir una amiga que si no estaba bien de la cabeza por crear, cocinar y escribir en un blog, así que encontrarme con todos los que compartíamos la misma locura, me hacía sentir que estábamos entre amigos de verdad.
    Se me han escapado las lágrimas, recordando a Sonia, mi tocaya, como yo siempre la decía…
    Pero en fin, así es la vida, y es cierto, muchos de nosotros estamos donde estamos por lo que hicimos entonces.
    ¿Recuerdas que cuando nos conocimos te pregunté si te gustaría vivir de ésto? Ahora tienes dos fantásticos libros y sigues teniendo esos amigos de entonces… aunque nos hablemos menos. Cada vez que voy a alguna tienda y veo tus libros, le cuento al que está a mi lado que un día estuvimos comiendo juntas y hablando de todo y de nada… ¡Un beso muy grande y gracias por hacerme recordar esos tiempos!
    Sonia

  • No suelo leer blogs en la oficina, aquí en Lima es de mañana, pero por esas cosas entré al tuyo y me he quedado un bueno rato con mi taza de café leyéndolo.
    Me encantó, yo no tengo tanto tiempo con mi blog, pero creo ser una de las primeras que se embarcó en esto en mi país. Fuiste una de las personas que me insipiró…y es verdad lo que dices, antes era diferente y lo veo desde el punto de vista del lector y voy viendo que van evolucionando, madurando, o como dices perdiendo la inocencia, supongo que es parte del crecimiento natural.
    La verdad, no me gustaría que te despidas, que bueno que no lo hagas, aprendo mucho contigo.

  • Miriam dice:

    Gracias por mencionarme, guapa! Por supuesto el tuyo fue uno de los primeros blogs que seguí asiduamente, un modelo para mí, sobre todo tus tutoriales que siguen siendo perfectamente válidos muchos años después de ser preparados.
    Yo soy una persona muy poco nostálgica y lo único que de verdad echo de menos de los primeros tiempos de los blogs es los poquitos que éramos, lo que hacía que el contacto fuera más cercano si quieres. Es cierto que ahora hay muchos más blogs, y muchos de mucha calidad, y la atención se dispersa. La actividad se ha trasladado mucho más a las redes sociales y todo es distinto. En fin, como tú dices, ley de vida.
    No sé si los blogs que nacen ahora son más o menos competitivos que antes, yo creo que hay sitio para todos porque hay más gustos distintos que botellines. En cualquier caso está claro que lo que tenemos ahora viene de nuestros blogs, bien o mal llevados. Y en mi caso concreto no solo no me cansa escribir en él sino que cada día me hace más feliz.
    Un abrazaco muy gordo,

  • Clemenvilla dice:

    Bravo Bea: por estos años de blog y por tus pensamientos. No hay duda que eres un referente para mucha gente. Considero este mundillo como una familia que ha ido creciendo, unos continuamos, otros van tomando otros caminos y nacen otros nuevos.
    Un beso y espero que vengas pronto a firmar a Valencia.

  • Patrÿ dice:

    Lo primero me alegro porque vuelvas a tener ilusión y ganas por escribir en el blog, si no tienes ilusión no sirve de mucho el estar detras de la pantalla escribiendo, pensando recetas, decoraciones, pruebas, etc que llevan mucho tiempo.
    Yo iba a crear un blog hace años pero por circunstancias de la vida nunca pude llegar a crearlo y ahora que lo he echo (no llevo ni una semana) si que me da miedo por ese aspecto que dices que son muy competitivas, si algun dia tengo seguidores espero no ser asi… a mi me interesa enseñar lo poco que se y aprender de los errores y no mirar a ver si me mandan regalos para hacer publicidad gratis o si tengo mas seguidores que fulanita o venganita…
    Si que he oido muchas veces que vosotras las creadoras de los blog de cocina os lo teneis muy creido y que vivis del cuento (ser famosas, escribir libros, etc), abra de todo no? pero creo que el estar ahi despues de tanto tiempo tiene su merito y las que valeis sois porque os lo mereceis y no porque tuvierais suerte.

  • Me ha encantado el post Bea Roque​, sin duda los bloggers sacrificamos mucho tiempo por una afición que nos apasiona, es un refugio que puede llevar a algo más y que nos cuesta tiempo y dinero. Me he visto reflejada en muchas de tus frases y eso que yo soy de las nuevas generaciones blogueras. Gracias por inspirarnos en tantas cosas… Enhorabuena por esos dos libros que nos acompañan en nuestra aventura repostera. Para mi siempre tu blog uno de mis referentes favoritos sin duda!!! Felicidades por lo conseguido y miles de éxitos por venir para el El Rincón de Bea​.

    Muchísimos besos de cariño, nos veremos espero en la próxima firma de libros que vengas para los Madriles!

  • luisa dice:

    Buenas Bea, me ha encantado leerte y que verdad tienen tus palabras.
    Antes éramos muchos menos y eso se nota, ahora muchos de nosotros hemos tomado gracias al blog un camino y una dinámica de trabajo que estamos a tope, y no tenemos tiempo ni para dejar un comentario, que no veas sin han caído, en picado. Pero sigo viendo los blogs me me gustan y antes visitaba, o bicheo algunos por sus recetas, etc. Ahora si es cierto que encontramos muchos y de mucha calidad, recuerdo una compañera que me dijo que yo tenía la culpa por dar talleres de fotografía, jajaja me hizo mucha gracia. Lo que si es cierto es que me alegro que lo retomes y deseando ver el nuevo look. Bss

  • Hola Bea, me ha encantado tu post.
    Yo también soy bloguera-repostera-enfermera (como me dicen mis hijas), desde hace ya casi 2 años. Supongo que al haber sido de las primeras blogueras de repostería es una ventaja que todas os conozcáis. Esa complicidad ahora con la vorágine que hay es casi imposible.
    Muchas habéis sido toda una inspiración y sois el espejo en el que nos reflejamos.
    A mí desde mi humilde blog me hace mucha ilusión recibir visitas, ver lo que es la globalización e internet y poder tener una visita de Emiratos árabes (me flipa). No me sabe mal invertir tiempo en mi blog. Como mi media de visitas es de 400 ó 500 al día y no me atiborran a preguntas, las que me llegan me hacen mucha ilusión y las respondo todas. Incluso estoy haciendo de guía turística de una chica que va este verano a Noruega y vio mi post de los Skillingsbollers (rollos de canela típicos de Bergen) y la guía dulce de Stavanger y me hace muchísima ilusión.
    Supongo que todo eso se pierde cuando lo multiplicas en un blog como el tuyo y al final no puedes atender a todo el mundo como te gustaría.
    Al mismo tiempo me cuesta llevarlo todo, si ya es duro ser madre-ama de casa-esposa-enfermera añádele además un blog y las redes sociales. Oh my God, necesito días de 35h por lo menos, le robo horas a Morfeo y aún se me ocurre hacer un curso online con Sonia de ¿A qué saben las nubes?, maravilloso por otro lado.
    Tengo una paciente que dice que las redes sociales son un roba-tiempo, y es verdad, es adictivo, bonito pero al mismo tiempo aislante. Ya no miro por la ventana en el búa, ahora miro la pantalla de mi móvil. ¿Y antes que hacía? además de oír música o leer, otras de mis pasiones.
    Me pregunto ¿qué era antes de nuestras vidas sin internet? Sin Facebook, ni Pinterest, ni Google +, ni Gmail, yo ya no abarco más tengo el cupo completo, pero me encanta.
    Un blog, creado por mi amigo Carlos y en el que me entretengo, disfruto, me frustro a veces, todo en uno.
    A veces mi hija mayor que tiene 8 años me dice mamá, es que el blog es más importante que nosotras??? Y entonces pienso, no vale la pena, creo que lo debería dejar, me boba tiempo. Pero es que me da satisfacciones, igual que hacen ellas.
    Aunque no tengas tiempo de dejarme un comentario, gracias por leer a esta bloguera de andar por casa.
    Un beso Bea, es como si nos conociéramos desde hace tiempo, qué extraña sensación. Espero que vengas a la feria del libro en Valencia en mayo y nos reencontramos como en Reposcakes.
    A veces verás comentarios míos como Tarta de manzana y a veces como Patricia Pérez, soy yo, la misma persona. Que me hago un lío con los comentarios y mezclo mis 2 perfiles en Facebook.

  • Raquel dice:

    Qué bueno Bea!!! Me ha encantado cuanta verdad en tus palabras y seguro que más de uno se ve representado en tus palabras, al menos yo sí. Yo no llevo tanto tiempo como tú pero sí es cierto que hoy por hoy el blog forma parte de mi vida, no se qué haría sin él, mi blog al igual que al resto nos supone gastos y no nos da de comer, pero yo gracias a él trabajo hoy en lo que trabajo, él me lo ha dado todo y yo necesito alimentarlo. En mi recorrido blogueril lo que más agradezco es haber conocido gente maravillosa y poder compartir tantas cosas. Y contigo que quieres que te diga que me encantas que nos hemos reído mucho y que un día hubo un Grey que nos unió para pasar ratos memorables. Besotes y enhorabuena por todo y por lo que tiene que venir.

  • Maru dice:

    Me ha encantado. Un beso, Maru.

  • Eva dice:

    Me ha encantado tu post, Bea, así como la sinceridad y el cariño desde el que se ve que está escrito…

  • AZUCENA dice:

    Hola Bea,
    … y qué difícil es mantener un blog, yo que lo he intentado un par de veces sin éxito, por falta de tiempo, de experiencia, de organización. Las blogger de “pura raza” como tú, seréis las que perduraréis, y el punto de referencia para las desastres, como yo. Ánimo, y ha seguir “posteando”. Por cierto, me encanta tu honestidad.

  • Sofia dice:

    Hola Bea,

    soy nueva en esto de los blogs. Mi madre me ha recomendado el tuyo, me ha dicho que haces cosas muy buenas y que te siga (no sabe cómo hacer para que aprenda a cocinar).
    Y lo primero que me he encontrado es esta reflexión tan bonita y que da mucho que pensar.
    Ojalá pasen los años y siga en esto, porque acabo de empezar y me encanta. Y ojalá no pierda nunca esta ilusión que siento ahora mismo.

    Un saludo,
    Sofia
    Curly & Gordy
    sofialai.blogspot.com

  • Flore Ruvalcaba dice:

    Querida Bea, no sabes con cuánta alegría recibo la novedad de que seguirás dedicándole tiempo y energía al blog. Estoy segura que debe ser muy agotador y a veces hasta molesto… Pero así son las cosas que valen la pena. Estos dos primeros libros son vuestros primeros hijos, tuyos y del blog, y sí, seguramente no le has podido dedicar el mismo tiempo de antes… Pero, bueno! Es que los peques necesitaban de ti en ese tiempo.
    Me da michísimo gusto saber que te podré seguir leyendo y siguiendo, que vas a seguir dándome consejos y que alegrarás mi cocina!
    Tú lo sabes que has sido mi primera Profe, que gracias a ti me hice de mi KA roja preciosa!
    En fin, aquí tienes a otra fil seguidora. Besos desde Alemania

  • Mar Martinez dice:

    Después de leerte me he dado cuenta de por qué sigo esperando y leyendo tus posts…. Porque sigues teniendo tu esencia, no te has perdido en la voragine de los blogs “competitivos”, no intentas hacernos creer que un producto es bueno porque “te pagan” por ello… Por todo eso, aunque no suelo dejar muchos comentarios, es por lo que hoy quiero decirte gracias por seguir ahi :)

  • Sara dice:

    Tu blog ha sido mi inspiración para empzar el mío, así que te estoy muy agradecida por todo lo que nos has enseñado. Me alegro de que no lo dejes
    Besos

  • Carlos Dube dice:

    Me ha encantado Bea!, creo que no se puede describir mejor todo lo que aquello significó para todos nosotros. Es cierto que ya nada podrá ser igual porque ni somos ya todos los que éramos ni los que somos aportamos lo que el lector de hoy por hoy demanda, que ante tal oferta de blogs quiere algo sobresaliente, algo multimedia, muy viral, con una calidad que roce la perfección, como cientos de páginas que han aparecido en estos años y que es cierto que su calidad engancha a primera vista.
    Pero no hay magia.
    Aquellos comienzos eran como una universidad, dónde un grupo de bloggers día a día fuimos aprendiendo, ejercitando lo aprendido en casa, tomando buena nota de las novedades y participando activamente en cada ‘aula’. Acuérdate que sin tener apenas referencias, se hacían cosas increíbles, creatividad en estado puro. Se investigaba y se compartía de forma altruista, se publicaban tanto los éxitos como los errores y todos opinábamos y aprendíamos. Y como comentas, no podíamos faltar a cada cita.
    Muchos partimos de foros de recetas y de páginas planas, sin apenas fotos, sin videos, sin redes sociales y publicábamos hasta 7 veces a la semana. Sólo nuestra web, el reader y la imaginación, no se necesitaba más.
    Muchas veces he bautizado aquellos comienzos como la gastromovida, además una movida muy diversificada en todo el territorio, que eso enriquecía mucho el asunto. Y concluyo, los que seguimos en esto seguimos sin saber a dónde nos dirigimos. Pero eso es precisamente lo que nos hace diferentes, que todo eso del ‘¿para qué?’ p ‘¿por qué?’ nos ha dado siempre lo mismo y siempre será así.
    Jamás, y repito JAMAS, se nos olvidará todo aquello.
    Gracias por este maravilloso post.
    ¡Un beso fuerte!

  • Marta dice:

    Yo llegué a tu blog en plena “revolución galletil”… y me quedé porque me enganché a las galletas, y a los bundt, y al yogur de coco. Y a que tus recetas siempre salgan, que para eso están probadas y comprobadas. Me compré un molde bundt por tu “culpa” cuando nadie en mi pequeña ciudad sabía qué era eso. Aprendí a hacer buttermilk casero.
    Y he de confesar que aún no me he atrevido con el angel food cake… pero todo llegará!
    La verdad es que me sorprende bastante (para bien) el estallido de los bloggers en cuanto a libros, programas de televisión, etc. E imagino lo perplejos que habréis estado vosotros mientras sucedía. Pero me alegro enorme y sinceramente, sois una parte de mi vida y acudo a vuestras entradas cuando dudo en algo. Supongo que estamos creando una nueva “tribu”, vosotros (blogguers) y nosotros (lectores. La generación blog… Que ha aprendido ha decorar galletas contigo, a hacer rosas de fondant con Alma, a hacerse un moño con un calcetín con Isasaweiss… Y por mi parte, sólo puedo daros, darte, las gracias, de corazón.

  • Veronica dice:

    Gracias Bea por este post, me veo reflejada en casi todas las palabras que has escrito. La única diferencia es que yo aún no llego a los 3 años y no tengo la misma experiencia que tú, pero cada día estoy más ilusionada con mi blog (mi aventura, como yo la llamo..), estoy llena de ideas y feliz por hacerlo.
    Un besazo y sigue tan auténtica, porfa…
    Saludos!!

  • Rosa M Lillo dice:

    Qué bonita forma de empezar este día sabiendo que una de las cosas que te importan seguirán ahí.
    Gracias, Bea!

  • Araceli dice:

    Preciosa entrada, yo personalmente te doy las gracias por tus recetas y consejos, te descubrí al poco tiempo de empezar con tu blog y muchas de tus recetas son imprescindibles en mi casa. Un abrazo y sigue así.m

  • Palmira dice:

    Creo que muchas de tus palabras nos han hecho pensar que si nos pasa lo mismo y creo que especialmente a los que tenemos blogs mayorcitos… Nos lanzamos sin grandes conocimients en foto/informática,… pero eso no importaba, lo que era importante era compartir recetas, ideas, trucos, vamos abrir nuestras cocinas al mundo… Hoy parece casi imposible crearse un blog sin ser un dios de la fotografía, cocinar mejor que Arzak e ir por las redes sociales como una estrella del pop.
    Divinos aquellos tiempos pero nos han aportado mucho y por eso seguimos aquí :o)
    Y que conste que sin ti no sería la reina del bundtcake en París y no tendría un armario dedicado a los moldes…¡en mi dormitorio!
    Besos guapa,
    Palmira

  • Liliana dice:

    Bea, Me ha encantado tu post… Pero no sabes la sensación horrible que tuve, porque al principio sentí que era una despedida, que ya nos dejarias… Pero al final sentí un alivio y emoción porque era todo lo contrario! Definitivo Bea, no dejes de hacer esto, porque eres muy buena en lo que haces, muy apasionada y te lo digo de corazón. Realmente me haz inspirado! Saludos desde México!

  • Bea, me ha encantado tu entrada. Me he sentido muy identificada en muchas de las ideas que nos has transmitido. Mi blog es joven es muy sencillo, de ir por casa; pero disfruto mucho con él. A mí también me ha canviado un poco la vida….pero considero que a positivo. He conocido a personas encantadoras gracias al blog (y también a otras que no lo son tanto..) y tampoco entiendo el alto nivel de competitividad entre algunos. Me he aficionado a comprar libros y libros de cocina…me encanta probar sus recetas, pasar hojas, disfrutar de sus fotografías (con los dos tuyos me lo paso pipa!!!).Me ha aficionado a comprar platos, cubiertos, …….y todo esto me llena.
    Estoy encantada de ser blogguer! Sencilla sí, pero blogguer! No tengo ninguna otra pretensión que ser feliz, estar a gusto conmigo y hacer felices a los que me rodean.
    Un abrazo enorme!!!
    Olga

  • Mª José dice:

    Hola Bea!
    Me alegra que hayas compartido estos pensamientos con todos nosotros. Yo te tengo que dar las gracias, porque sé del enorme esfuerzo que representa llevar un blog, y no uno cualquiera, sino uno como el tuyo, donde te vuelcas y nos demuestras de tu generosidad. Todo el tiempo que inviertes en hacer felices a unos desconocidos se lo quitas a otros momentos tuyos. A mí me ayudaste mucho en un momento de mi vida en el que necesitaba algo a lo que agarrarme para no perderme en mil y una obligaciones que me dejaban fuera de mi propia vida. Gracias a tu cocina pude encontrar mi hueco sin sentirme culpable por hacer lo que hacía. Quizás no me esté explicando muy bien, pero lo que quiero es darte las gracias, una y mil veces: gracias.
    Un beso.

  • oti torres dice:

    Hola Ana te acabo de descubrir gracias a la TVC, enhorabuena por todos tus triunfos.
    Con este post me siento muy identificada ya que yo tmb soy de esa época en la que eramos pocas y todo era más sencillo, más inocente.Yo sinceramente no he dejado el blog por los recuerdos de aquellas vivencias .
    Un beso Ana y tienes nueva seguidora.

    Oti Torres

    • Bea dice:

      Ohhhhh muchas gracias Oti…. pensé que no lo iba a ver nadie… la hora de emisión era medio extraña. No sabes como me alegro que te hayas sentido identificada!!! Un beso muy fuerte y bienvenida! Bea

  • Jackie dice:

    Cuanto me he identificado contigo, inicié en el 2008 y al igual que tú, he tenido muchos de esos sentimientos que expresas, gracias por sentarte a plasmarlos y ayudarme a saber que hay personas que sienten lo mismo que yo :D

    Jackie de Las Delicias del Buen Vivir
    República Dominicana

  • Que gran entrada, hace mucho que te sigo, y la verdad es que aprendo mucho gracias a tus recetas y tus consejos como blogger, muchas gracias por todo.

    Por otro lado, quería avisarte de que te he nombrado en mi blog, espero que no te moleste, si es así, dimelo y cambiaré la entrada,

    Un saludo,

  • No sabes lo identificada que me siento con todo lo que cuentas, Bea. Hace dos semanas publiqué un post donde hablaba de lo mismo, donde comentaba que echaba de menos esa autenticidad que se respiraba en los inicios de toda esta aventura 2.0. En lo mucho que me cansaba ver en mi feedly la misma receta repetida 15 veces, sobre lo mucho que odiaba los post “marketinizados” y las supuestas “reglas” para que tu blog triunfe…
    Creo que ahora mismo estamos viviendo una burbuja en el 2.0 similar a la que se vivió no hace mucho en la construcción…
    Un biko!!

  • Isafrape dice:

    un post muy bonito y emotivo.He de confesarte que al comenzar a leer me he emocionado un poco.
    Tengo mi blog desde hace dos años y me encanta ver como una bloguera consagrada como tú se sincera de esta manera.

  • Mónica dice:

    He vuelto a cuando abrí mi primer blog en el 2009, quería dejar plasmado el proceso de adopción de mi pequeña y al mismo tiempo vi que era buena idea tener un lugar para las recetas que siempre hacía o me pedían ya que siempre me he negado a recordarlas de memoria. Soy fan del dicho…. la mejor memoria un lápiz corto. He pasado por momentos de la ilusión y vergüenza de mostrar mis sentimientos y mi inseguridad con las retas (al final lo abrí al publico en el 2011)
    Llegue a dejarme embaucar por pensar que podría ganarme la vida con el (un ERE causa estragos en el animo) y llegue a odiarlo todo, sin embargo este ha sido el verano en el que he recuperado la ilusión de cocinar, fotografiar de nuevo los platos y disfrutar el recuerdo de como fui madre.
    Los primeros blog que seguí, son los que sigo leyendo, siempre desde mi rincón silencioso porque a veces para poner un que rico prefiero no poner nada, tal vez porque no me gustan los comentarios por compromiso, (yo te comento y tu me tienes que comentar) es una de las cosas que me superan…. pero como le dije a una amiga… soy muy rara… tanto que paso el termino excentrico.
    Te sigo consultando y leyendo, eso sí… siempre en silencio. Muy buen articulo. Un beso

  • Querida Bea.

    Sólo quiero decirte que eres muy importante para muchos que como yo pasamos siempre corriendo por tu blog son dejar comentario alguno. Te pido disculpas por ello.

    Aprovecho para darte las gracias por el enorme trabajo del que podemos disfrutar gracias a tu generosidad y decirte que mis hijos y marido te quieren con locura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *