FONDOS DE MADERA PARA FOTOS

Tablitas de madera
Este post de DIY de hoy es un poco improvisado. A ver, con improvisado quiero decir que he utilizado unas fotos antiguas que había sacado Antonio con la cámara de su movil cuando compramos friso nuevo para utilizar de fondos en el nuevo libro. Pensaba en hacer un paso a paso con fotos de mas calidad, pero esto no solo supondría el gasto absurdo de comprar más maderitas, sino el hecho de que no tengo ni sitio ni necesidad de tener más. Además estoy segura que os haréis una buena idea con estas fotos. Lo bueno de estas tablas, es que una vez que las tienes las puedes ir retocando, repintando o cambiando el acabado cuando te cansas o se estropean por la grasa de la comida. Por eso digo lo de que no tengo necesidad de tener más. Es un paso a paso bastante fácil ya que no es necesario tener ninguna herramienta rara. Lo único antipático de este tema es el cargar con las maderas hasta el coche y desde el coche a casa.

Estas tablas se hacen con unos listones de madera para friso de pino natural sin tratar y se pueden comprar en cualquier tienda de bricolaje. Estos listones tienen unos rebajes y cortes en sus bordes llamados machihembrado.Vienen empaquetados en plásticos que traen 10 listones de 10 cm de ancho y tienen una longitud aproximada de 2,40 mt. por lo que hay que cortarlos. Antes de comprarlos asegurate preguntando al carpintero que está en el mostrador de corte que efectivamente te las van a cortar, pero en Leroy Merlín, dónde yo las compré, me las cortaron sin problema. Elige un paquete que esté bien recto y que veas que en los cantos la madera no tiene nudos o las esquinas muy “baqueteadas”. Como dije antes estas maderas las compré hace tiempo, así que no recuerdo exactamente si el paquete nos costó unos 9 euros, o si era a 9 euros el metro y el paquete tiene uno 2,25 m2. Antonio cree que no fueron mas de 10 Euros.

Para estos nuevos listones pedimos que nos los cortaran de 50 cm. de esta manera nos salieron salen tablas de 50 x 50 y nos sobró un resto de 40 cm que Antonio utilizó para hacerme este mueble. Sin embargo las primeras que compré  hace un par de años, las cortamos de  60 cm y de esta manera se aprovecha todo el listón de madera y me parecen mucho más cómodas para trabajar.

Tablitas 1

A la hora de pegarlas, las colocaremos sobre una superficie amplia, en nuestro caso es suelo de la terraza sobre unos cartones. El único material que necesitaremos es cola blanca rápida de carpintero y un paño húmedo.

Tablitas 2

Se aplica cola en la ranura  y se van pegando los listones, cinco o seis, dependiendo del tamaño final de la tablas que  hayamos decidido y retirando el exceso de cola con el paño húmedo.  Cada tabla tiene dos caras con las maderas pegadas transversalmente.

Tablitas 3

Una vez que hemos terminado una tabla ( pegando 5 o 6 listones), a pesar de ser cola rápida, la dejamos secar una noche. Al día siguiente pegaremos transversalmente otros cinco o seis  listones siguiendo el procedimiento del paso anterior y  aplicando cola también a la superficie de la tabla inferior. Cuando hayamos terminado la dejamos secar unas 12 horas más. Podemos apilar unas tabla terminadas encima de las otras o incluso ponerle algún peso encima, con la precaución de repartir el peso uniformemente.

Tablitas 4

Una vez que las tablas están pegadas y secas, las podemos pintar directamente con cualquier pintura al agua, chalk paint, tinte para madera ( ver primera foto madera extremo superior derecho)  o darle efecto antiguo como el crackelado o envejececido con  betún de judea dependiendo del acabado que queramos darle. Me indica el “Jefe” que queda mejor si antes pintar le aplicamos una lijita fina, pero que no es necesario darle imprimación. Cuando te canses de estos colores, siempre le puedes dar otro color encima.

Personalmente no os recomendamos que hagáis las tablas de una sola cara. Nuestra primera experiencia no fue buena, a pesar de haber puesto un par de listones traseros de refuerzo se me terminaron doblando (por ahí hay  en el blog alguna foto en la que se ve la tabla torcida).

En la primera fotos se ven 6 tablas , pero realmente son 12 fondos si contamos la parte trasera, así que es un poquito de trabajo pero que da mucho rendimiento.

En cuanto al peso, no son demasiado pesadas y son fáciles de transportar. Las podéis guardar detrás de una puerta. Yo las dejo siempre en la terraza sobre la mesa donde saco las fotos cubiertas por un plástico para que no se manchen.

Pues esto es todo por hoy. Tenemos un par de post mas en preparación que esperamos que os gusten.

Si tenéis alguna duda solo tenéis que preguntar.

 

Etiquetas

10 Comentarios

  • Hola Bea, muy útil el post de hoy para las que tenemos blog y necesitamos atrezzo para hacer fotos bonitas. Yo tengo la suerte de que mi marido trabaja en una empresa de maderas así que cada vez que sobra por ahí algo me lo trae. Lo último fue un material que imita la pizarra chulísimo.
    Ahora quiero uno con efecto decapado o envejecido. Se lo diré a mi suegro que es ebanista jubilado y siempre anda trasteando.
    Algo que también me encanta son las rodajas de madera, vamos las secciones de árbol. En Viver el pueblo donde mis suegros tienen una casita nos hicimos con unos troncos que estoy esperando que me los rebane.
    Un saludo!

  • Angela dice:

    Que suerte tener en casa un manitas como Antonio, me encantan las tablas y el mueble que te hizo para el baño. Este post me viene muy bien, porque tengo que ponerme manos a la obra para renovar las tablas que utilizo para las fotos.
    Saludos,

  • Maru dice:

    Hola Bea, muchas gracias por la idea. Me voy a poner a ello… una pregunta, se puede pintar de un color una cara y la otra de otro?
    Un besito

  • Gemma dice:

    Después de largo tiempo de pensarme hacerme una tablita, al ver tu post me decidí del todo, ya que , como lo explicas todo tan bien me pareció hasta sencillo y viable para mi, que de maderas no tengo ni idea.
    Mi sorpresa vino ayer cuando me acerqué a Leroy Merlin de Leganés (Madrid) y después de elegir el paquete y llevarlo hasta el mostrador de corte me dicen que no se cortan frisos de madera natural, solamente cortan lo de melamina.
    Miraré en otros sitios a ver si cortan. Lo pongo aquí para a nadie más de Madrid se le quede la misma cara de boba que a mi . . .
    Lo seguiré intentado,
    Muchas gracias por hacerlo todo mas fácil y por compartir tus experiencias

    • Bea dice:

      Nooooooo!!! que mala suerte!!!! deberías haberle llorado un poco…. que si eras bloquear, que si tu futuro dependía de eso, sobornar con un pastel…. pobrecita de ti… ya sabes lo típico….jejej… vaya mala suerte. Habra que ir otra vez a ver si coincides con otro carpintero…

  • maria dice:

    Buenísima y muy práctica la explicación, como todas la que haces, por otra parte. Gracias por compartir

  • Elena dice:

    Jo! Muchas,muchas gracias por esta entrada!!! Y por compartir cómo lo haces tú para que podamos ver como se hace! Siempre he fantaseado con hacer un blog (pero me parece que la comida de estudiante no tendría mucho tirón XD!).
    ¿una vez pegas la primera tanda de listones, pegas la “tabla” resultante a la otra? Es decir, de cada manualidad sale un fondo,¿no?
    Ains, espero que no sea una tontería de pregunta…
    PD. Me he tenido que comprar otra vez tu primer libro porque ha acabado con muchas hojas pegadas de practicar!! Ja ja ja, hasta que no me salía perfecta cada receta no pasaba a la siguiente =)

  • Emese dice:

    Hola Bea!!!
    Que buena idea has tenido! Estoy pensando hacer algo parecido más adelante. Yo en mi blog suelo uso varios fondos que me ayudan a hacer las fotos diferentes. Estos fondos me ayudan mucho componer ambientes diversas.
    ¡Gracias por esta idea!
    Emese (elbauldulce.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *