POPPY SEED BABKA

Poppy Seed Babka
Casi tres semanas después de haber preparado este Babka de semillas de amapola por fin puedo publicarlo. Primero, tuve un problemón con el blog. Me desaparecieron los botones de procesador de textos y no podía escribir. Después me fui de viaje a Barcelona y estuve 7 días fuera de casa. Y ahora estoy, como siempre, recuperándome de esos días de viaje y ya me pongo a ello.

Y es que me encantan los viajes. Bueno, he conseguido que me gustaran. Al principio sufría mucho. Eso de viajar sola, estar sola mucho tiempo, comer sola, cenar sola…y en los aeropuertos estar sola y si surge algún problema te lo tienes que resolver tu. Finalmente, como digo, he conseguido que me gustaran y disfrutar de ellos. Pero ahora, como la vida es así, llego a una encrucijada en la que debo decidir si continuo con los cursos y si me tomo un tiempo de descanso para replantearme el futuro. Mientras escribo esto, todavía no tengo claro lo que voy a hacer con mi vida.

Pero dejo de filosofar y vamos a la receta de hoy. Recuerdo perfectamente la primera vez que probé un Mohn Kuchen. Lo que viene siendo un pastel con relleno de semillas de amapola. Pero no como las comemos aquí, que le echamos una cucharadita de semillas de amapola a un bizcocho. Sino semillas de amapola como relleno. Aquí en el Sur hay una pastelería Alemana en Las Chafiras, pues casualmente al lado del supermercado Iceland. Se llama Dinkelbäcker y es una pastelería /panadería con productos y harinas ecológicos. Todo es fresco del día y cuando se acaba, se acabó. Yo solía ir a comprar caracolas y Mohn Kuchen por las mañanas para llevar al trabajo algunos días. A veces, a las 8:30 ya se les había acabado el pastel de amapola….

Llevo varios años intentando replicar este relleno y no me volví a acordar de el hasta que el otro día me encontré en la web de Tori Avey con la preparación del mismo. El relleno de semillas de amapola es típico de los países de este,Polonia, Eslovaquia, Rep. Checa, Hungría, y hasta Rusia, Lituania y Ucrania y un clásico para los dulces judíos como las Hamantashen o galletas rellenas. El Makosh o un rollo de masa con este relleno típico de los Judíos Húngaros entre otros.

El Babka es un pastel dulce, hecho con levadura. Baba que en ruso significa abuela, también alude a la forma del pastel, un cilindro alto, con ondulaciones que recuerdan a los pliegues de una falda. Este babka es la primera vez que lo hago y la verdad que los tiempos de levado dan un poco de trabajito, pero merecen la pena.

A continuación os dejo la receta del relleno y de la masa y espero que os guste:

RELLENO SEMILLAS DE AMAPOLA

INGREDIENTES:

  • 250 gr semillas de amapola
  • 75 gr mantequilla
  • 240 ml leche
  • 75 gr azucar
  • 75 gr miel
  • 1/4 cucharadita sal
  • 2 huevos
  • 1 cucharada ralladura de naranja (opcional)

PERPARACIÓN:

  • Pulverizar las semillas de amapola en un molinillo de cafÉ. Hacerlo en 3 o 4 tandas y hasta que parezcan un polvo.
  • En un cazo a fuego medio derretir la mantequilla junto con la leche, azúcar, miel, sal y ralladura de naranja.
  • Remover de vez en cuando sin que llegue a hervir y hasta que se disuelvan la miel y el azúcar.
  • Mezclar una un cucharón de esta mezcla sobre los huevos batidos y sin dejar de remover con unas varillas. Hacerlo lentamente o se nos cuajarán los huevos.
  • Verter otro cucharón y repetir la operación sin dejar de remover con las varillas.
  • Cuando los huevos estén atemperados, verterlos sobre la mezcla de la leche y continuar al fuego medio removiendo con las varillas constantemente durante 3-5 minutos o hasta que la mezcla espese. Estará lista cuando la crema cubra el dorso de una cuchara.
  • Retirar del fuego e incorporar las semillas pulverizadas. Remover hasta que estén totalmente integradas.
  • Dejar que enfríe antes de utilizarlo.
  • Se puede conservar hasta 5 días en la nevera perfectamente tapado.

OBSERVACIONES:

  • La receta es de Tori Avey y la original la podréis encontrar aquí.
  • Lo que no utilicemos en la receta lo podremos conservar en la nevera en un tapper tres o cuatro días o bien en el congelador hasta tres meses.
  • Entiendo que el pulverizado se puede hacer también en la Thermomix, pero no sé si quedará tan fino, o si hay que utilizar mucha cantidad se semillas. A mí, en mi molinillo de café Moulinex me quedó perfecto. Esta monada practiquísima y de una calidad excelente la podéis comprar en Amazon. Pulveriza todo tipo de semillas, sésamo, lino, chía, amapola y cualquier especias.

POPPY SEED BABKA

INGREDIENTES:

  • 2 cucharaditas levadura de panadero en polvo
  • 125 ml. leche tibia
  • 1 cucharadita azúcar
  • 100 gr. mantequilla blanda en cubitos
  • 1 huevo L
  • 1/4 cucharadita sal
  • 280 gr. harina de fuerza
  • Relleno de semillas de amapola (ver más arriba)
  • Jarabe 100 gr azúcar, 125 ml agua y 1 cucharada de miel

PREPRACIÓN:

  • Preparar un molde de cake alargado de 21 cm. Engrasar y cubrir la base y los laterales con papel de hornear. Engrasar de nuevo el papel, para hacer mas fácil el desmoldado.
  • En un bol mezcla la leche, el azúcar y la levadura. Remover y dejar que espume unos 15 minutos.
  • Colocar en el vaso de nuestra batidora, 250 gr de  harina, la sal, la mezcla de la levadura y el huevo. Vamos mezclando con el accesorio de amasar a velocidad 2 durante al menos 5 minutos. Vamos incorporando poco a poco el resto de la harina y amasamos hasta que la masa se despegue de las paredes y se pegue al gancho.
  • Pasado este tiempo le añadimos la mantequilla y seguimos batiendo hasta que está totalmente incorporada.
  • Terminamos de amasar sobre la encimera con un poco mas de harina si fuera necesario.
  • Dejar levar un par de horas en un bol engrasado cubierto de papel film.
  • Meter en la nevera y dejar fermentar lentamente durante al menos 8 horas.
  • Sacar de la nevera y dejar a temperatura ambiente 2 horas.
  • Pasado este tiempo estirar con un rodillo y hacer un rectángulo de 30 cm x 50 cm.
  • Colocar aproximadamente la mitad del relleno sobre la masa, dejando  un espacio de 1 cm alrededor de la masa. Estirar y aplastar con una espátula acodada y para que nos quede todo el relleno del mismo grosor.
  • Enrollar apretando suavemente la parte larga de la masa hasta hacer un rulo.
  • Cortar la masa a lo largo, por el centro dejando una pequeña unión en la parte superior.
  • Trenzar las dos mitades dejando que la parte que hemos cortado quede en la parte de arriba.
  • Colocar en el molde que habíamos preparado, doblando hacía abajo los bordes.
  • Dejar levar durante, aproximadamente dos horas o hasta que haya doblado el tamaño, en un lugar calentito.
  • Precalentar el horno a 190º y hornear durante unos 30 minutos.
  • Mientras nuestro Babka está levando preparar el jarabe, con el agua, azúcar y miel. Colocar el cazo al fuego y lleva a ebullición. Dejar hervir a fuego medio unos 4 minutos, retirando la espuma que se vaya formando. Reservar y dejar enfriar.
  • Cuando nuestro Babka esté horneado, sacar del horno y colocar sobre una rejilla.
  • Con una cucharita y una brochita cubrir con el sirope.
  • No desmoldar hasta que esté totalmente frío puesto que se romperá.
  • Se conserva hasta 4 días a temperatura ambiente o hasta tres meses congelado.

Observaciones

  • La receta es de David Levobitz y si no os queda claro como es el corte y el trenzado os recomiendo que visitéis su blog para el paso a paso
  • La receta original aunque habla de la harina no indica que la harina tenga que ser de fuerza, pero yo os lo recomiendo, porque con la cantidad de mantequilla que llevaba la primera vez que la hice no conseguí que levara mucho.

3 Comentarios

  • eva flores dice:

    No sabes como entiendo lo que dices de los viajes. Yo estuve más de dos años viajando por trabajo todas las semanas, cogiendo aviones como el que coge en bus o el metro, viendo más oficinas y aeropuertos que ciudades, durmiendo poco, madrugando mucho… al final el cuerpo te pide que pares y eso hice. Recuperar mi vida y mi salud valieron la pena.
    Mucho ánimo!
    Como siempre, la receta fabulosa. Bs!

    • Bea dice:

      Yo lo que peor llevaba era el tema de las comidas. Jo, comiendo mal, en los aviones, que te pide el curso verdura y frutita y venga bocadillos …..

  • Todavía recuerdo los años que pasé viajando por trabajo, sola, así que sé de lo que hablas, y lo que era peor era si me tocaba pasar un fin de semana fuera, sobre todo si me tocaba un país que no hablaba castellano. Sufría.
    Sabes, aquí en Perú no se consigue la semilla de amapola, y es que está prohibida su importación, puedes creerlo? El año pasado que viajé a USA me compré un frasco y lo traje bien escondido en mi maleta, lo traje con las ganas de hacer un bizcocho con ellas, pero cuando veo y pienso que se me van a acabar, termino por cerrar el frasco…me pregunto si así estaré hasta que se se pase la fecha de vencimiento…jajaja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *