PINTAR MUEBLES DE COCINA

IMG_3308

Como ya habréis visto los me que seguís en Instagram, le estamos “dando una vuelta” a la casa. Después de leer “La magia del orden” de Marie Kondo hemos he decidido hacer limpieza general. Aunque Antonio no es muy partidario de los métodos de ésta mujer, que dice que debe tener mucho dinero para tirar tanto,  se ha unido a mí en esta misión, un poco a regañadientes.

Obviamente no estoy llevando sus consejos a rajatabla. Pero estoy tirando muchas cosas que estorbaban, no necesitaba y que llevaban cogiendo polvo desde hace años. Después de limpiar cajones, armarios del baño, organizar ropa interior y calcetines, armarios con la consecuente limpieza de ropa, le llegó el turno a mi oficina, que sinceramente, me daba fiebre entrar. Pensé que era misión imposible, pero lo hice en dos días y ahora me siento liberada y feliz. Hasta Antonio me ha felicitado. Ahora, hasta nos pasamos unos buenos ratos sentados en mi sillón, porque en esta habitación se respira tranquilidad.

Después de esta larga introducción, que os parecerá que no viene al caso después de leer el título, pero sí, decidimos seguir haciendo cambios y unos de los lugares principales de la casa es la cocina. La cocina ya la amplié añadiéndole unos muebles nuevos hace 7 años. Lo podéis ver en este post. Me atraía mucho la idea de cambiar puertas de nuevo, es lo que tienen las cocinas de Ikea, que en una tarde puedes tener una cocina nueva. Pero lo que no me atraía era gastar tanto dinero y aunque las puertas beige tienen ya 13 años y han amarilleado un poco, la cocina está estupenda. Las puertas nuevas que coloqué en la ampliación son de madera de pino teñidas y pensamos que dándoles un toque de color el cambio podría ser radical, rápido y barato.

En principio pensamos utilizar una pintura con acabado tipo Chalk Paint o Chalky Finish. Pero al final hemos decidido no utilizar  este tipo de pintura  para las puertas por las razones que os voy a dar a continuación. Os podrán resultar polémicas, pero están basadas en nuestra experiencia con dos marcas de pintura.

La verdad que este tipo de pintura está bien para algunos proyectos de decoración, pequeños o bien grandes, siempre y cuando se requiera un acabado “shabby chic” o envejecido.  También en muebles que no vayan a tener mucho trasiego, o que sí lo vayan a tener, pero que al estar envejecidos, realmente no importa un rascón mas o menos. A pesar de gustarnos mucho este tipo de acabado en determinados lugares de la casa, creo que en una cocina, con mucho movimiento y grasa, entendemos que los resultados a largo plazo no serían buenos.

En cualquier caso nuestra experiencia con el tipo de pintura Chalk Paint es limitada. Solo hemos utilizado dos marcas, Fleur Paint y la Rust Oleum “Chalky Finish” de Xylacel. La segunda la venden en grandes superficies y como os digo, para un proyecto pequeño no está mal, pero la hemos utilizado para pintar las sillas de la cocina y sinceramente no lo vemos y tendremos que repintar. La pintura es muy espesa, muy basta y con poca o ninguna cobertura. En algunos casos al dar la segunda capa, después del secado se levanta la primera. Como os digo, no hemos probado otras marcas, pero opciones de elegir o comprar online aquí en Tenerife son bastante limitadas.

El concepto del tipo de pintura Chalk Paint está bien. En principio no necesita lijado ni  imprimación. En principio. Pero la calidad de un buen acabado depende de una buena base. Ya sea imprimación o lijado. O mejor las dos. Siempre hay que dar una lijadita, porque para eso inventó Dios la lija!!!  Por este motivo hemos decidido no utilizar un tipo de pintura  tipo Chalk Paint para las puertas de nuestra cocina. No lo vemos lo suficientemente duradero para el acabado que queremos conseguir.

Ni siquiera yo, en las tablitas que utilizo como fondos he tenido buenos resultados con esta pintura. Seguro que los colores son preciosos, pero en el momento que te cae una mancha o arrastras un platito queda la mancha o el arañazo. Encima, si utilizas cera, como protector, luego no podrás volver a pintar, porque no pega. Las tablas en las que he utilizado esta pintura, no me han durado ni un telediario y Antonio ha tenido que retocarlas continuamente. Sin embargo, las que hemos pintado con pintura normal al agua, han durado desde el principio, con o sin acabado envejecido.  No las hemos tenido ni que retocar a pesar de que las tengo apiladas.

Con esto que acabo de contar no estoy intentando convencer a nadie de que utilice o no una pintura u otra. Simplemente estamos dando nuestra opinión y nuestra experiencia. Es posible que hayamos tenido mala suerte con las marcas elegidas, pero es como todo, hay gente que ha probado malos cupcakes y cree que todos los cupcakes son malos.

Como os decía, puesto que queríamos un acabado duradero, utilizamos un esmalte laca de poliuretano con acabado satinado de Titanlak. La laca base era blanca pero nos hicieron la mezcla del color que más nos gustó de su carta de colores. El bote de 750 ml nos costó 19,50 incluyendo la mezcla. Con este bote pintamos las 8 puertas por dentro y por fuera. Algunas de las puertas eran armarios grandes.

IMG_7898

El problema de esta pintura es que es un poco mas engorrosa la aplicación. Bueno, no la aplicación, porque tiene una cobertura estupenda, pero al tratarse de una laca al disolvente tiene un olor bastante fuerte y para limpiar la brocha y el rodillo se necesita aguarrás.

IMG_7899

La idea inicial era pintar las puertas de madera completas por delante y por detrás, pero finalmente pensamos que también quedaría bonito pintando solo el panel central, por dentro también. Y aquí os dejamos el paso a paso:

Primero limpiamos y desengrasamos las puertas. Nosotros utilizamos KH7 (el de color naranja). A la hora de utilizar el KH7, leed las recomendaciones de uso. No utilicéis el spray de color amarillo, especial cocinas para esto, puesto que le deja una especie de película y no pegará bien la pintura.

IMG_7890

A continuación lijamos las puertas con una lija de grano fino para madera. Nosotros utilizamos una lija del 8.

IMG_7894

Quitamos todo el polvillo que se haya producido tras el lijado con una aspiradora y acabando con un paño humedecido solo con agua.

Si fuera necesario colocaremos cinta de carrocero. Como os dije mas arriba no íbamos a pintar totalmente las puertas, sino solo el panel central.

IMG_7897

Comenzamos a pintar los bordes recortando con una brocha, ya que el rodillo no llegará bien a todas las esquinas y bordes.

IMG_7901

Aquí tenemos los bordes y las esquinas recortados.

IMG_7903

Ahora con un rodillo pequeño de espuma empezaremos a pintar y le daremos la primera mano. El rodillo de la foto, que era de “pelito” lo cambiamos por uno mas fino de espuma ya que éste dejaba muchas marcas. Podéis ver el definitivo mas abajo.

IMG_7905

Dejamos secar entre capa y capa, según instrucciones del fabricante de la pintura.

IMG_7908

Una vez seca la primera capa, aproximadamente unas 4 horas, volveremos a lijar para dejar la superficie mas lisa y sin imperfecciones. Esto dejará la puerta lista para la segunda capa. Antes de pintar limpiaremos de nuevo la superficie con un cepillo o aspiradora para que no quede ningún resto de polvo.

IMG_7953

Después de lijar y limpiar, procedemos con la segunda capa. Aquí podéis ver el rodillo definitivo y en esta segunda capa no es necesario volver a recortar con una brocha, a menos que veáis que hace falta en alguna esquinita.

IMG_7956

A nosotros nos fue bastante bien con solo dos capas, pero esto depende de cada pintura. Ésta que utilizamos cubría bastante bien. Si ves que la pintura necesita otra capa, habrá que volver a repetir el lijado y el limpiado antes de dar la tercera capa.

IMG_8025

En la foto de mas abajo podéis ver las sillas, que pintamos como prueba con la pintura Xylacel Chalky Finish. Después de casi 12 meses, las sillas están bastante perjudicadas. En la parte superior tienen marcas de haber cogido las silla con las manos manchadas o engrasadas y no se pueden limpiar. De hecho lo podéis ver en la primera foto. Además se le notan los brochazos y os aseguro que Antonio sabe pintar.

Sin embargo, los muebles pintados con la otra pintura, en especial la puerta que esta bajo en fregadero dónde tengo los productos de limpieza y el cubo de la basura, está impecable. Estas puertas tienen mucho trasiego y se manchan a menudo con grasa, café, restos de zumo de naranja, pero les paso un paño humedecido con agua y algunas veces un multiusos azul y ya os digo que están impecables.

IMG_8932

La foto de arriba está hecha justo recién pintadas las puertas. Las dos de abajo son de un año después.

IMG_3309

Las puertas siguen impecables, sin una sola marca.

IMG_3299

Con este post no he querido crear una polémica sobre el Chalk Paint, como dije mas arriba solo os estoy contando nuestra experiencia…..

8 Comentarios

  • Elena dice:

    Totalmente de acuerdo con lo que dices del Chalk paint, yo pinté una cómoda que no tenía demasiado uso y quedó preciosa, pero luego con las sillas de la cocina fur un desastre! Se levanta la pintura al minimo rascazo!. Sé que hay una especial para cocinas, pero es el sitio con más uso, más sucio, y no me fio de como puedan quedar cuando después de unos meses la grasa haya que retirarla con productos potentes… gracias por tu opinión, a mi al menos me resulta muy útil!

  • Roxana dice:

    Hola Bea!!! Estoy de acuerdo contigo, yo con chalk paint solo pinte objetos pequeños y con el.uso se fue saltando la pintura, asi que para no desperdiciar la.pintura que me sobraba, la seguí usando con previo lijado, imprimacion, y algunas veces un acabado, pero al.final termina saliendo carísimo, porque la.chalk paint tiene un precio bastante mas elevado y si aún por encima hay que utilizar imprimacion y algún barniz…ya me dirás…
    Asi que agradecida con tu recomendación… Un abrazo desde Pontevedra y Feliz Navidad!!!😘😘

  • IDani dice:

    Darling, q sería de mi sin tus consejos! Las puertas de los armarios de mi coci a son dePVC y limpiarnos es una alegría, pero estuve pensando pintar las pueras de paso con Chalk Paint, y mi preguunta era: durará? Has respondido mis dudas perfectamente bien. Dejaré ese tipo de pintura para algunos proyectos q tengo preparados para el verano: un sofá, un mueblecito y una comoda q seguramente quedarán geniales, pero para la cocina definitivamente no se puede utilizar!! Gracias miles!!

  • Tania dice:

    Hola guapa
    Te ha quedado preciosa la cocina
    Un saludo

  • Me ha encantado el post Bea!! Yo tenía miedo de pintar cosas grandes con el Chalk paint y que luego no se limpiasen bien. Me lo acabas de confirmar.
    Muchas gracias!!!

  • Eva dice:

    Bea te ha quedado muy mona la cocina. Yo con chalkpaint sólo he pintado las tablas que utilizo para las fotos del blog y la verdad es que muy bien. Yo utilicé la marca La Pajarita, que se vende en Amazon, di dos capas de pintura, sin lijado ni nada, y luego encima una capa de barniz y perfecto, aunque me caigan restos sobre la tabla se limpia bien con un paño.

  • Anabelle Bordon dice:

    Yo pinte un armario empotrado de sapely a blanco con la que usaste tu y lleva 5 años perfecta. Y con la chalk pinte una mesita y perfecto tb pero cierto es quepara la puerta de los armarios no usaría la chalk. Te quedaron preciosas tus puertas!

  • Maria dice:

    El tema es q hay muuucha diferencia entre marcas de chalk paint. Yo use la de fleur al principio q tú decías y ni cubre ni nada. Se descascarilla y es muy trabajosa. Luego empecé a trabajar con la de annie sloan y eso sí es una pintura, no hay color nunca mejor dicho, pinte hasta parte de un mueble de ikea y perfecto. Cubre muchísimo. El truco está en la calidad de la pintura por supuesto y en las cera ala recubre, q por ejemplo para cocina es una especial. Vamos, q depende tipos de superficies. Pero siempre queda impecable si la trabajas bien.
    Tengo unos amigos q pintaron las puertas de casa con la q has usado para tu cocina y por no lijar bien,les han empezado a amarillear, un desastre!

    Te ha quedado preciosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *