MI BUNDT NAPOLITANO Y MIL COSAS MAS

Bundt Napolitano corte

Hoy retomo el blog después de 10 meses y lo hago con auténtica necesidad. Necesidad de escribir y desahogarme. Los 2200 caracteres de Instagram se me quedan cortos. Hoy retomo lo que para mí y para muchos de vosotros era mi diario.

¿Qué ha sido de mi vida en estos 10 meses? Pues han pasado muchas cosas. Puedo decir que me ha cambiado la vida. Yo era muy feliz durante el verano de 2019 (que lejano queda todo aquello) escribiendo mi cuarto libro, visitando a diario a mi madre que se había recuperado totalmente de un invierno horrible de infecciones respiratorias y bacterias hospitalarias. Hasta que el 17 de Septiembre, de la nada, le aparecen unas ampollas de sangre en las manos y en los pies, y que lamentablemente  después de algo mas de 1 mes de hospitalización, termina falleciendo el 27 de Octubre. El lunes hizo 6 meses y todavía me parece increíble. Me queda el consuelo de que hizo lo que quiso, hasta el último día. Que estuvo feliz y contenta y paso un mes de agosto maravilloso con mi prima y sus hijos en el apartamento de al lado. Que no tuvo que pasar una larga enfermedad y que incluso su médico, hasta la última semana en el hospital pensó que saldría adelante. Estuvo super cuidada, atendida y acompañada hasta el final.

Mama y Poppy

Después de todo esto definitivamente mi vida ha cambiado. Hemos puesto nuestra casa a la venta y nos iremos a vivir a nuestra casa de El Puerto de Santa María para estar cerca de la familia de Antonio. Pero estos planes, ya con un comprador y con la mudanza contratada,  como los de mucha gente, se han vieron paralizados el pasado 13 de Marzo con el confinamiento y la pandemia. Los planes siguen en pie, lógicamente, pero se han postpuesto. Estamos en una especie de stand-by en el que nadie sabe lo que va a suceder. Lo único cierto es la incertidumbre. ¿Qué os voy a contar?

A pesar de todo lo anterior, me siento afortunada y os voy a contar la razón. Una vez, en el 2011  escuché una charla de Emilio Duró, que me cambió la vida en un momento de depresión, cuando estaba pasando unos problemas laborales de mobbing. En esa charla decía que: cuando miras hacia atrás en tu vida, todo encaja. Y efectivamente es así. Por un lado, lo mejor que me pudo pasar es que en Septiembre de 2013 me echaran de la empresa donde trabajé 18 años. Me dolió, vaya si me dolió y tuve mucho rencor durante años. Pero ahora, a toro pasado y gracias a aquello, aprendí a ganarme la vida de otra manera. Ahora puedo trabajar desde casa, puedo ser libre y cambiar de ciudad sin preocuparme por el trabajo y estar sometida a unas fechas inamovibles, hacer alguna que otra colaboración con marcas y hacer mis cursos. También, aunque suene mal, me siento aliviada de que mi madre no haya tenido que pasar por esto. Ella, que era tan callejera le hubiera sido muy muy difícil estar en casa… y si se hubiera puesto enferma, ya no de Covid,  creo que yo no podría haber soportado tener que dejarla sola en un hospital. Cuando miras atrás, todo encaja.

Me siento afortunada de que todo esto no nos haya pillado en plena mudanza, en mitad de la reforma de la casa del Puerto. Sí, va a resultar un retraso considerable, pero aunque somos muy caseros y este confinamiento, es casi nuestro estado natural, estamos disfrutando de la casa. Tenemos una casa grande y cómoda y somos afortunados.

El mundo va a cambiar. Nadie sabe si definitivamente o si durante unos años. Como en todas las crisis, muchos negocios sabrán-podrán adaptarse a la nueva situación ( lo de «nueva realidad», sinceramente no me gusta), y muchos otros no van a poder subsistir. Por eso ya no sé si voy a poder seguir viajando «tan alegremente» a impartir cursos. A estar 12-15 personas juntas sin la llamada distancia social. Esto, estoy convencida que durante unos años va a cambiar y me temo que nada va a volver a ser lo mismo. Pero ya iremos viendo.

En cuanto a mi cuarto libro, cuyo manuscrito tenía que entregar esta semana, decidí que era mejor posponerlo. Las novedades de este trimestre editorial se han retrasado al que viene y así sucesivamente. Con lo cual mi libro, seguramente se publicaría en el segundo trimestre del año que viene, unas fechas fatales para los libros de cocina. Así que junto con mi editor decidimos posponer la publicación para el cuarto trimestre del 2021. Sinceramente estoy aliviada.

En fin, que yo, aparte de desahogarme, quería compartir una receta que suelo impartir en mi curso Bundts Deliciosos y que tiene mucho éxito, no solo por lo llamativo de sus colores, sino por su sabor. Se trata de un Bundt Napolitano. ¿Os acordáis de los helados de corte de tres sabores, vainilla, fresa y chocolate? pues estos eran los helados que tomaban los italianos en USA, imitando a los que tomaban en Italia con los colores de su bandera, verde, blanco y rojo. El color verde era de pistacho, pero al no existir allí ese sabor, lo sustituyeron por el de chocolate.

Los bizcochos o tartas napolitanos que he encontrado hasta ahora no me llamaban demasiado la atención, puesto que se trataba de un bizcocho de vainilla que se dividía en tres partes. A una de las partes se le echaba colorante rosa, haciendo que tuviera color, pero no sabor y a la de chocolate se le añadía cacao extra. Yo quería que cada bizcocho tuviese un sabor totalmente independiente y creo que lo conseguí.

Ya me contaréis si lo probáis:
Bundt Napolitano 1

 

MI BUNDT NAPOLITANO

INGREDIENTES MASA DE VAINILLA

  • 210 g harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita sal
  • 200 g azúcar 
  • 175 g mantequilla
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla Eurovanille
  • 100 ml leche
  • 3 claras (100 gr aproximadamente)
  • 1 , 2 o 3 cucharaditas pasta de frambuesa (Leer Observaciones)

INGREDIENTES MASA DE CHOCOLATE

  • 90 g de harina
  • 25 g de cacao en polvo Valor
  • 1/4 de cucharadita de polvo de hornear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 150 g de azúcar
  • 75 ml aceite vegetal
  • 1 huevo
  • 125 ml de buttermilk (Leer Observaciones)

PREPARACIÓN:

  • Precalentar el horno a 180º.
  • Engrasar un molde bundt de 10 tazas de capacidad con spray especial de desmoldado. Darle la vuelta sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.
  • Tamizar la harina junto con el polvo de hornear y la sal.
  • Batir el azúcar con la mantequilla hasta que haya blanqueado la mantequilla y doblado el volumen.
  • Incorporar la pasta de vainilla.
  • A velocidad baja incorporar la mezcla de la harina en tres veces, alternando con la leche. Comenzando y terminando con la harina.
  • En un bol limpio de grasa, batir las claras hasta obtener picos firmes.
  • Con una espátula incorporar a mano las claras a la masa, en tres adiciones hasta que esté perfectamente incorporado.
  • Transferir aproximadamente la mitad de la masa al molde que teníamos preparado y con una espátula, hacer un surco no demasiado profundo en el centro. 
  • Al resto de la masa, añadirle la pasta de frambuesa al gusto. Dependiendo de la marca que se utilice se necesitará mas o menos cantidad.
  • Incorporar a mano hasta obtener un color uniforme y reservar.
  • Para el bizcocho de chocolate, batir el huevo con el azúcar hasta que haya blanqueado. 
  • Incorporar el aceite lentamente hasta que se emulsiones.
  • En un bol tamizar la harina, cacao, bicarbonato, polvo de hornear y sal.
  • A velocidad baja incorporar la mezcla de la harina en tres veces, alternando con el buttermilk. Comenzando y terminando con la harina.
  • Verter la mezcla de fresa sobre el surco de la masa de vainilla que teníamos ya en el molde sin que llegue a los bordes y a continuación la de chocolate en el centro de la de fresa y alisar la superficie.
  • No mezclar ni intentar hacer un marmolado.
  • Hornear durante 55-60 minutos o hasta que al pinchar con un termómetro de bundts este salga totalmente rojo.
  • Dejar enfriar 10 minutos sobre una rejilla antes de enfriar.

OBSERVACIONES:

  • Puedes utilizar la pasta de frambuesa que tengas a mano, Home Chef, Chef Delice o Fun Cakes.
  • Si no tienes pasta de frambuesa puedes utilizar 3 cucharadas de gelatina en polvo Royal de frambuesa y un par de cucharadas de mermelada de frambuesa. Si utilizas otra marca de gelatina en polvo, es posible que la mezcla se ponga de color gris.
  • Para hacer buttermilk mezcla la leche con tibia con una cucharada de zumo de limón. Revuelve y deja reposarlo un ratito. Úsalo tal cual.
  • La receta de chocolate la puedes duplicar o triplicar, pues es deliciosa.

23 Comentarios

  • Gustavo Martín dice:

    Siempre, pero siempre, es un placer para la vista, volver a leerte en el blog. Gracias por compartir tus escritos con nosotros y por ver que casi todo, poco a poco, encaja.
    BESOS amiga.

  • Beatriz dice:

    Hola Bea! Este Bundt es delicioso!! Tuve la gran suerte de ir a uno de tus talleres en La Laguna y fue mi preferido y estaba esperando una ocasión especial para hacerlo, asi que el domingo día de la madre lo prepararé para celebrarlo en casa con la familia. Muchas gracias por seguir compartiendo tus recetas, son maravillosas, gracias a ti me he apasionado por la repostería !

  • Antonio J. dice:

    Bea tiene una pinta estupenda. También está horneado en tu horno de sobremesa, nivel central? Estoy pensando en comprarme uno viendo que te salen tan nivelados y tan bien los bizcochos.

    Un besazo desde Sevilla. Dentro de no mucho seremos casi paisanos jeje

  • Noemí dice:

    Me encanta ver tus recetas de nuevo por aquí …y leerte. Es un placer siempre. Así que gracias por retomarlo . Un abrazo.

  • Veronica dice:

    Y si yo miro hacia atrás todo encaja también….tu y tu blog fuisteis la primera pieza de muchos momentos buenos que estaban por venir y que cada día disfruto más. Gracias infinitas Bea..❤

  • Ana dice:

    Un placer volver a leerte entradas actuales en el blog, releyendo las fechas me he quedado muerta… 2013, pero si parece que te leía ayer… 😅
    Y lo bien que estamos ahora, guapa, mejor que hace 7 años! 😘😘

  • Adriana dice:

    Siento mucho lo de tu madre :(
    Ella ahora te mira atentamente desde el cielo y solo quiere que seas feliz con Antonio y con la comunidad de seguidores que estamos aquí leyéndote y disfrutando de las deliciosas recetas que compartes con nosotros :)
    Por cierto, cuarto libro ya!? Qué alegría!! Y que trabajadora eres! Gran mérito!
    Un beso enorme Bea! ;)

  • Elisa Berastain dice:

    Gracias por siempre ser tan transparente y sincera en tu la
    Comentarios. Todo pasa por algo y todo tiene un propósito en la vida y al final todo encaja. Verás como todo pasará y podrás retomar tus planes de mudanza. Me alegra estes también por este medio. Me encantan todas tus recetas. Abrazos.

  • Natalia dice:

    Lamento lo de tu madre. Saldremos de esta crisis si intentamos tener un espíritu luchador y adaptable como el tuyo. Un ejemplo. Gracias por tu trabajo. Qué alegría que retomes el blog. Y mucha suerte en lo personal y con el nuevo proyecto. Un fuerte abrazo

  • Manuela dice:

    Me alegra que vuelvas!!!
    Aunque te seguía por Facebook, el blog me resulta más perenne y deja más huella.

  • Tarta de manzana dice:

    ¡Qué alegría saber de ti por el blog! Aunque te sigo en FCB e IG tienes razón, no dan para escribir tanto 😂😂 Está situación que nos ha tocado vivir por la pandemia no es fácil pero como todo en la vida unos lo han sufrido más que otros. Como enfermera me ha tocado de pleno y una de las cosas que han cambiado es darnos un poco de reconocimiento, que ya era hora. Nos hemos dado cuenta de las profesiones realmente esenciales, desde la mía a las limpiadoras, fuerzas de seguridad, cajeras de supermercados, agricultores, … En la era de internet en la que todo el mundo “cree que sabe de todo” No, no señores y señoras todo el mundo no sabe de todo ni sirve para todo y para ser enfermera hace falta algo especial. En cuanto al confinamiento en sí lo he vivido bien, también soy casera. A ratos haciendo cosas productivas y a ratos vagueando o descansando que esa fiebre de hacer de todo y aprovechar para hacer mil cosas tampoco es mi estilo. Algunos han querido llevar el estrés hasta al confinamiento. Por lo demás querida Bea siento decirte que aunque al principio las cosas sean un poco diferentes al final todo volverá a la normalidad para lo bueno y para lo malo. Me da mucha pena que el ser humano sea tan torpe, en general, de no aprender de sus errores. Es una lástima pero es así. Desgraciadamente hay cosas que volverán. Siento ser agorera pero con el principio de la desescalada ya hemos visto a mucha gente que no aprende. A veces pienso “¡qué caiga el meteorito ya! Algo positivo,ell Bundt es una preciosidad. Un abrazo Bea.

  • Carolina dice:

    Me ha encantado leerte en el blog. Te he seguido fielmente desde la República Dominicana desde el año 2011 cuando te descubrí. No me he perdido nada pues te he seguido por Instagram. Qué bueno que retomas el blog. Hago tus recetas y me encanta leerte, corto o largo. Gracias Bea! Dios te bendiga!

  • Eva dice:

    Muy contenta con tu regreso Bea, y muy de acuerdo con la frase que refieres: «cuando miras hacia atrás en tu vida, todo encaja». Un abrazo fuerte.

  • thranduyl dice:

    Primeramente, lo siento mucho. Espero que las heridas sanen y que todo te vaya mejor.

    Sigo mucho este blog y ya me parecia que tenia que haber una buena razon para la falta de publicaciones. Espero que todo vaya bien en tus nuevas andaduras y mucha suerte con el nuevo libro.

  • Pina dice:

    Eres afortunada y te mereces todo lo que consigues,es un gusto que tomes la rutina y ya veremos si algún día podremos estar a una distancia menor de 1.5 a 2 metros.

  • Silvana dice:

    Bienvenida de nuevo por el blog Bea! Igual es divertido tenerte tambien en Instagram te abrazo!

  • Isabel Suárez dice:

    Bienvenida de nuevo!! Un placer leerte. Es como regresar años atrás, cuando esperaba impaciente tu publicación del fin de semana.
    Lo hechaba de menos

  • Eva dice:

    Hola Bea! Siento la muerte de tu madre . Me atrevo a escribir estas letras después de leer tu post y comentarte que yo me siento en la misma situación que tú hace años . Desde el 12 de Marzo por desgracia estoy de baja por culpa del trabajo , el tan llamado mobbing o acoso laboral . Comentarte que me regalaron tu libro hace mucho tiempo y nunca tenía tiempo de poder leerlo tranquilamente y poder hacer las recetas . Lo único que me ha ayudado a no pensar en la situación que tengo es en hacer tus Bundt cakes. También he estado viendo vídeos de autoayuda de Victor Kuppers , el cual pienso que es increíble la positividad que desprende , pero por ahora no encuentro la salida , estoy sin rumbo . Me da ánimo saber que después de todo a ti te ha ido bien y pienso que seguro me pasará a mi también ,pero me da rabia pensar que por desgracia tenga que acabar yo despedida y que las (para mí) culpables sigan allí .
    Me gusta tu manera clara y sencilla de explicar las recetas y lo poco que ensucias a la hora de hacerlas , yo x ahora al acabar me queda todo perdido pero seguro que con tiempo conseguiré corregirlo . Sigue disfrutando de la repostería porque si tú creas , nosotros creamos . Gracias Bea.

    • Bea dice:

      Hola Eva, siento mucho tu situación, muchísimo. A mi me ha costado mucho tiempo, ya no superarlo, sino superar el rencor. Ya lo he hecho y he pasado pagina, pero no deja ser muy decepcionante después de haber pasado tanto tiempo dedicada a una empresa.

      Por favor, mira en YouTube el video de Emilio Duró-Optimismo e Ilusión de 1.49 horas en una charla al circulo de empresarios de Coruña. Este video me salvó la vida en su día y me hizo plantearme muchas cosas. No tiene nada que ver con Victor Kuypers, Duró es mas histrionisa pero dice verdades como puños… ya me contarás.

      No te sientas culpable por sentirte mal, sobre todo si te han indemnizado, es más, permite sentirte mal, pero solo un tiempo y no te victimices.

      Te mando un abrazo muy fuerte

  • Maru dice:

    Mi más sentido pésame Bea. Te acompaño en el sentimiento.
    Por otro lado, me alegra mucho que retomes el blog.
    Maru.

  • Olga dice:

    Gracias Bea por esta colorida receta. Me imagino que sabe a gloria. Voy a probarla en cuanto tenga un momento. Mis condolencias por la perdida de tu madre pero como tu dices todo encaja y tan solo con el paso del tiempo podemos verlo. Por otro lado feliz de que vuelvas a retomar tu blog. Así es como llegaste a mi en un momento muy difícil de mi vida. Habia dejado mi trabajo después de superar un tratamiento de Cáncer e imaginaras como estaba mi vida: destrozada y patas arriba. Y empezar a hornear y seguir tus recetas que son impecables y deliciosas me ayudo a superar todo esto. La repostería me ha traído muchos momentos increíbles, regalos que no esperaba para nada. Aunque solo ha sido a nivel amateur,haciendo mis pinitos con mesas dulces y tartas para la familia y amigos, tu y Alma con la quien he colaborado como traductora y asistido a sus cursos en Madrid, me devolvisteis la esperanza y una sonrisa a la cara. Hace un par de semanas me han dado el Alta definitiva del cancer. Asi que, a pesar de todo este 2020 trae cosas buenas. Tenemos mucho que aprender de todo esto que esta ocurriendo a nivel mundial. Una lección de la naturaleza que ha alterado nuestros valores y prioridades. Gracias por seguir ahí, por compartir tanto…

  • Alexandra dice:

    Hola Bea, me alegra leer la cantidad de proyectos que tienes entre manos y ver tus videos de las visitas a los diferentes almacenes. Quiero decirte que gracias a ti tengo mi pared de la cocina decorada con moldes de Nordic Ware, ya podrían nombrarte embajadora. Por otro lado, quiero decirte que hice tu receta del Bundt Napolitano y me ha quedado MAGNÍFICO de forma y de sabor y eso que en un principio, utilicé otro molde por variar porque siempre uso el anniversary y cuando empecé a vaciar la mezcla veía con preocupación como se me acababa el espacio para vaciar la de chocolate, pero finalmente el resultado fue genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *